ESTÁS EN:

shares

En los últimos años, los modelos de familia tradicionales han evolucionado, por lo que las tradiciones de bodas y el tan esperado viaje de después, también han sufrido cambios. La luna de miel en familia es una de las opciones más solicitadas para el viaje de novios.

 

Cuando se tienen hijos, se convierten en una extensión de nosotros mismos. Y si sois de las parejas que han decidido casarse, después de haber formado una familia, seguro que pensáis ¿cómo vamos irnos de viaje sin nuestros pequeñines? La solución es disfrutar de la luna de miel en familia.

luna de miel en familia

Pues, si estáis pensando en ir de luna de miel en familia, estad atentos, por que a continuación, os contamos algunos de los consejos que os pueden ayudar a vivir un viaje inolvidable.

6 consejos a tener en cuenta en tu luna de miel en familia

-Las edades de los niños

Como es lógico, dependiendo las edades de los niños hay que pensar en cubrir unas necesidades u otras. No es lo mismo viajar con bebés de meses que con niños de seis años, y mucho menos que viajar con adolescentes. Aunque se trate de una luna de miel hay que adaptarse a ellos.

-El alojamiento para la familia

Es una de las claves para poder disfrutar de la luna de miel o no. El alojamiento debe cubrir unos mínimos que se adapten a vuestras necesidades. Para disfrutar por completo y olvidarte de todo tipo de preocupación, un resort familiar puede convertirse en tu mejor aliado.

-Actividades para los más peques

A los niños les encanta explorar, investigar y vivir aventuras nuevas, por eso, en la organización del viaje deber tener en cuenta incluir actividades que disfruten y les entretengan. Jamás olvidarán tal experiencia.

-Un rato a solas

Aunque en la luna de miel sea en familia, no hay que dejar de lado el romanticismo y los momentos que disfrutéis como pareja. Por eso, reserva un día o una noche en exclusiva para vosotros dos. Una cena o un paseo son algunas de las opciones de las que podéis disfrutar juntos.

-Alojamiento bien situado

No es lo mismo planificar rutas o diferentes actividades en pareja que con niños. Para ahorrar tiempo de desplazamientos o evitar conflictos porque los niños estén cansados en medio de una actividad, lo ideal es disponer de un alojamiento bien conectado y localizado, para poder volver a descansar en cualquier momento.

-Olvidarse de las preocupaciones diarias

Con la familia pasamos la mayoría de nuestro tiempo en la vida diaria, por lo que es posible que los problemas de la vida cotidiana se vean trasladados a este viaje tan especial. No olvides que se trata de tu luna de miel y no unas vacaciones cualquieras. Desconecta de los problemas y disfruta con tu familia.

 

 

 

 

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad