ESTÁS EN:

shares

Toda la vida pensando que los celos eran lo peor del mundo y puede que hasta llegáramos a estar equivocadas. ¿Sabes que los celos pueden ser buenos? Te explicamos por qué hay que afrontarlos de manera natural y no ocultarlos.

 

Los celos son una emoción más, como la alegría, la tristeza, el miedo… Esto quiere decir que no podemos elegir si queremos tener celos o no, simplemente aparecen. Y no todas las personas los viven de la misma manera ni les aparecen por la misma razón.

los celos pueden ser buenos

Razones por las que los celos pueden ser buenos

Hay infinitos motivos por los que una persona puede sentir celos: pasa demasiado tiempo con sus amigos, tiene una nueva compañera en el trabajo, muestra más amor a su madre que a ti… Tenemos que respetar los motivos que inducen a cada persona a sumergirse en ese estado y debemos aprender que los celos pueden llegar a ser buenos, siempre y cuando los sepamos gestionar, claro.

– Permiten mostrar tus sentimientos. Hablar con tu pareja sobre qué es lo que te provoca celos, mejorará vuestra comunicación. Expresar vuestros sentimientos os hará sentir irremediablemente mejor. Además, compartirás con tu pareja tu vulnerabilidad lo cual, lejos de hacerte más débil, te hará mucho más fuerte.

– No debes dar por sentado a tu pareja. Esto quiere decir que, cuando llevamos mucho tiempo con nuestra pareja, podemos dar por hecho que va a estar a nuestro lado toda la vida. Tener esta seguridad no es malo, pero sí es malo dejar de esforzarnos cada día en mejorar la vida de la persona con la que compartimos nuestra vida. Esos celos nos ayudan a recordar que esa persona, aún pudiéndose ir, prefiere quedarse a nuestro lado.

– Te recuerdan lo que sientes por tu pareja. También es muy frecuente que ‘olvidemos’ qué es lo que sentimos por esa persona. Los celos nos devuelven ese sentimiento de pasión que parecíamos haber olvidado.

– Cumplen un proceso evolutivo. Los celos han existido siempre: nuestros ancestros los desarrollaron para evitar que ‘les robaran’ a su pareja. Miles de años después, con mayor o menor distancia, los celos siguen cumpliendo el mismo propósito.

– Pueden proteger la relación. En el peor de los casos, puede que tu intuición te esté avisando de que algo está sucediendo y pongas en sobre aviso a tu pareja. Él puede reaccionar y romper con esa situación para volver a su verdadera relación.

preguntar a tu pareja

Recuerda que, en su justa medida, los celos pueden ser buenos. Y, sobre todo, no olvides que para que una relación funcione la confianza es lo más importante.

 

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad