ESTÁS EN:

shares

Ya estamos rozando con la punta de los dedos el fin de semana. Nuestros móviles han empezar a recibir esos mensajes de :¿Qué vas a hacer hoy? Y a ti ya solo te importa el outfit ideal que vas a estrenar hoy y las cañas o la copita de vino, todavía no tienes claro qué vas a elegir, con tus amigas esta tarde en Malasaña. El vino y la cerveza, eternos rivales pero, ahora, sabemos cuál engorda más.

El eterno derbi de bebidas: la cerveza y el vino. Que cada cuál elija su bando que estamos en un país plenamente libre pero, quizás, después de saber cuál engorda más cambies de opinión. O no.

la cerveza

La cerveza o el vino: ¿Quién ganará la batalla?

Vamos a resolver el eterno misterio de qué engorda más. Preparaos porque puede que esto no siento muy bien a todo el mundo. Amantes del vino, amantes de la cerveza… Engorda más el vino. 

Si realizamos un análisis científico y exhaustivo, la balanza se mueve a favor del vino ya que es este el que menos hidratos de carbono contiene. En el bando contrario, la cerveza: por cada 100 mililitros tiene unos 3 gramos de carbohidratos. Punto para el vino.

la cerveza

Giphy

Pero la balanza se vuelve a equilibrar y, esta vez, el peso de la cerveza cae: el vino contiene más calorías que la cerveza. Esto es así porque el vino tiene más alcohol: por cada 100 mililitros que tomes de vino tinto estarás ingiriendo un total de 70 kcal aproximadamente mientras que un vaso de cerveza 100 mililitros de cerveza entre 40 o 45 calorías.

la cerveza

Giphy

Casi podemos ver a los amantes de la cerveza con esa media sonrisa dibujada detrás de las pantallas. Entonces, ¿Es falso el mito de que la cerveza engorda? Efectivamente, no. Quién hizo la ley, hizo la trampa.

No tenemos pruebas, pero tampoco dudas y estamos seguras de que esta tarde, cuando estés con tus amigas contándoles qué tal la semana, que te ha vuelto a hablar ese chico que conociste, que ¡Ay que ver! que pesada está tu madre últimamente… No te vas a tomar solo una caña. Claro, comprendemos que no es porque no tengas fuerza de voluntad, es porque tienes una vida muy intensa y se te queda la boca seca de tantas historias que contar.

la cerveza

Giphy

Entonces es cuando la balanza se vuelve a equilibrar y confirmamos que, finalmente, es el vino lo que menos engorda. Si equiparamos fuerzas y nos tomamos una copa de ambos, no. Pero, por tradición, se consume mucha más cerveza seguida que vino. 

Tomes lo que tomes este fin de semana, recuerda que lo importante es pasarlo bien y que ya llegará el lunes para quemar esas calorías de más.

TAGS:

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad