ESTÁS EN:

shares

Comparte el primer desayuno/brunch en la cama, tranquilamente, recordando y reviviendo todos los momentos de su boda. El Brunch post-boda llega pisando fuerte. 

 

La resaca post-boda hay que digerirla sin prisa y con pausas. Cuando pasa la boda tenemos la sensación de que todo ha acabado. Pero, de eso nada. El día después de la boda y, sobre todo, las primeras horas después de despertase forman parte de la experiencia del matrimonio.

Despertarse a cualquier hora aún con el subidón del día anterior, recordar juntos los momentos más emotivos, los divertidos, los cotilleos… Ese primer “marido” y “mujer”. El primer desayuno es un must decisivo al que cada vez se le reconoce más su importancia.

Desayunos post-boda

Coger el móvil y tener Whatsapp lleno de mensajes bonitos de agradecimiento y de alegría! Entrar a Instagram y descubrir fotos de vuestro día. Emocionarte de nuevo. Y, toc toc… ¡servicio de habitación! Llegó al rescate una buena dosis de energía para seguir digiriendo todo lo vivido.

brunch post-boda

Desayunos post-boda o brunch que combine el desayuno y la comida. Eso lo eliges tú. La idea es relajarse, reponer fuerzas y seguir disfrutando en vuestra nube. Gofres con mantequilla, miel y frutos rojos; palmeritas de chocolate, tostadas recién hechas con mermeladas, flautines y airbags de Jabugo, Ferrero Rocher de salmón y queso, bikinis de roast beef con mozzarella y cebolla caramelizada… Café y zumo… las opciones son infinitas.

brunch post-boda

¿El mejor consejo? Repasa cada momento vivido el día anterior, recordando cosas que hiciste y dijiste y te pasaron desapercibidas, visualizando las caras de todos, los momentos de lágrimas y carcajadas, esos besos y abrazos…

“No ha sonado el despertador, nadie nos espera… y me muero de la risa. ¿Te acuerdas ayer tu primo? ¿Y la sorpresa de la abuela? ¡Brutal el momento novios, no se lo esperaban!”

brunch post-boda

Sesiones Breakfast o Brunch Post Wedding

Captar algo tan cotidiano y a la vez tan nuevo como desayunar con tu pareja el día después de la boda, en la cama, en bata y los pies descalzos, con el vestido de novia tirado en el sofá y un montón de horquillas en la mesita… o si nos apuras, aún enredadas en tu pelo. La sesión de fotos durante el desayuno port-boda es, definitivamente, una opción a tener en cuenta. 

brunch post-boda

Hotel: El Palauet Living Barcelona
Pareja: Sandra y Javier (@sandrabcnfash, instagramer)
Fotografía: La Dichosa
Menaje: Cañigueral Mesas con Esencia
Flores: Oh Fleurs Estilismo Floral
Peluquería y Maquillaje: Alberto Cerdán
Batas y vestido de novia: Broken Basics
Decoración: Zara Home
Gastronomía: Catering l’Empordà

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad