ESTÁS EN:

shares

Silvia y Eduardo se conocieron el cuatro de enero de 2008. Ambos habían salido de fiesta cuando la noche cruzó sus destinos. Fue el comienzo de un noviazgo de once años que culminó con su esperada boda el pasado mes de marzo. Te contamos todos los detalles.

 

El 4 de enero que Silvia y Eduardo se conocieron, cosas de la vida o del destino, fue el primero de sus vidas que ambos salían de fiesta. Hasta el momento siempre habían reservado ese día para estar con sus respectivas familias o para realizar viajes familiares, y desde entonces ninguno de los dos ha vuelto a salir en esa fecha.

Silvia y Eduardo

Foto: La Kuriosa

El pasado 6 de abril, tras 11 años de relación, se casaron en el municipio de Águilas, en Murcia.

Todos los detalles de la boda de Silvia y Eduardo

La boda de Silvia y Eduardo tiene todos los ingredientes para ser nuestra boda de la semana. A ver qué te parece.

El vestido y los complementos de los novios

Silvia eligió para su gran día el modelo Misouri de Pronovias. Un vestido sencillo, con efecto de dos piezas gracias a su cuerpo ceñido de encaje con mangas transparentes en tul con motivos florales, y a su falda de corte evasé con talle a la cintura y varias capas de tul. Precioso el escote en uve de la espalda.

Silvia y Eduardo

Foto: La Kuriosa

Lo acompañó de pendientes sencillos de bolita dorada de su madre, su “algo prestado”, y tocado y ramo de Mila Navarro.

El tocado “era una preciosidad con flores en tonos rosas y hojitas verdes. El ramo, a base de peonías rosas, rosas mini en color salmón y hojas era muy romántico”, explica Silvia. Los zapatos, en color fucsia, eran de Giko.

Silvia y Eduardo

Foto: La Kuriosa

Silvia y Eduardo

Foto: La Kuriosa

Silvia y Eduardo

Foto: La Kuriosa

Silvia y Eduardo

Foto: La Kuriosa

El maquillaje y el peinado de Silvia
El maquillaje fue de Cristel, del salón de belleza Make Up Studio de Águilas, Murcia, y sus dos ayudantes: “¡son súper simpáticas!”, asegura la novia. “El peinado me lo hizo Juanfra, de Juanfra Peluqueros. Me trató súper bien y me dio sus consejos y su opinión profesional. Me aconsejó de verdad”.

Silvia y Eduardo

Foto: La Kuriosa

Eduardo lució un chaqué de Ramón Sanjurjo. “Salió de su zona de confort y se atrevió con el chaleco estampado. Iba guapísimo”, asegura Silvia.

La madrina, la madre de la novia y las invitadas más elegantes
La madrina se decantó por un vestido gris. La madre de la novia, por su parte, se diseñó un vestido y se lo hizo ella misma. Respecto a las invitadas, Silvia no sabría decir quienes fueron las más elegantes, pero destaca a sus damitas de honor: “¡dan mucho color a las fotos!”.

Silvia y Eduardo

Foto: La Kuriosa

La ceremonia y la celebración
La ceremonia se celebró en la parroquia de San José, en Águilas, Murcia, de donde es la familia de Eduardo. “Yo nací en Madrid, pero vivimos fuera de España muchos años por el trabajo de mi padre hasta que acabamos en Alicante -explica Silvia-. Y como no me considero de ningún sitio en especial, nos hizo ilusión hacerlo en Águilas”. 

Silvia y Eduardo

Foto: La Kuriosa

Los invitados llegaron a la iglesia en un tren de paseo.

Silvia y Eduardo

Foto: La Kuriosa

“Decidimos celebrar el banquete en el hotel puerto Juan Montiel por la comodidad de los invitados. Nos pareció muy importante que, ya que todos se desplazaban a Águilas, no tuviesen que moverse mucho más”, asegura Silvia. Así podían alojarse en el mismo lugar donde se celebró la boda.

Las invitaciones y el regalo de invitadas
Las invitaciones fueron de Felizia, y los novios las sellaron con un sello de lacre con sus iniciales.
Respecto a los regalos para los invitados, los novios hicieron un rasca y gana muy divertido con cinco posibles regalos: aceite de La Chinata; mermelada de tomate de Águilas y de violetas de Madrid; miel; licores, crema de orujo y limonchelo; o un mini tarro de nutella con los nombres de Silvia y Eduardo. No hicieron distinción entre regalo de chicas y chicos.

Silvia y Eduardo

Foto: La Kuriosa

Silvia y Eduardo

Foto: La Kuriosa

El momento más emotivo
Fueron dos en realidad: el primero de ellos “cuando mi padre me vio en la habitación vestida y se puso a llorar. No pude evitar llorar con él. Qué le voy a hacer, soy una niña de papá. El segundo, la entrada a la iglesia. No podía mirar hacia adelante. Intenté no llorar, pero a medida que me acercaba a Edu no lo pude evitar”, cuenta aún emocionada Silvia.

Silvia y Eduardo

Foto: La Kuriosa

La luna de miel de Silvia y Eduardo
“Nos fuimos del 8 al 21 de abril a Japón y a Bali. ¡Nos encantó Japón!  Visitar los ciervos de Nara, que son puro amor, fue una de las experiencias más especiales del viaje”, asegura la novia.

Silvia y Eduardo

Foto: La Kuriosa

¡Que seáis muy felices, pareja!

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad