ESTÁS EN:

shares

Padres divorciados: protocolo en las bodas. ¿Dónde los situamos durante la ceremonia? ¿Los sentamos juntos en la mesa presidencial? ¿Y con las fotos?

 

Junto la elección el vestido de novia, el menú degustación y las flores, los invitados son una de las partes más importantes de una boda. Las invitaciones son uno de los problemas que más preocupan a los novios pero este mismo punto también lleva a otra cosa. ¿Qué pasa si los padres de los novios están separados o divorciados?

Padres divorciados: protocolo en las bodas

Planificar una boda con padres divorciado no tiene normas, es cuestión de actitud, voluntad y sentido común. Sin embargo, todo depende de cómo se lleven los divorciados, cuánta flexibilidad haya por parte de los dos o los problemas que haya entre ellos. Lo mejor es que los padres entiendan que es el gran día de su hija o hijo y que lo único que importa es que ellos se sientan felices. Todo lo demás queda en segundo plano.

padres divorciados: protocolo en las bodas

Fotografía: Miriam Alegría

Antes de comenzar con la organización de la boda intenta hablar con tus padres. Sed conscientes de que la situación no va a ser la más cómoda para ellos. Invitadlos a comer juntos o separados y explicadles lo que esperáis de ellos el día de la boda. Negociad su papel y dónde se colocarán durante la ceremonia y el banquete.

¿Y lo acompañantes? En caso de que vuestros padres hayan rehecho su vida con otra persona, es preferible que vayan solos. Sin embargo si insisten en llevar a su nueva pareja, deben situarse junto a tu padre o madre durante la ceremonia. Los padres divorciados suelen hacer el esfuerzo de sentarse y salir juntos de la iglesia. Pero si esto no es posible, uno puede sentarse en la primera fila y otro en la segunda, junto a otros familiares.

padres divorciados: protocolo en las bodas

Fotografía: Miriam Alegría

Durante el banquete

Si vuestros padres tienen una relación cordial, seguro que no les importará pasar juntos unas horas durante el banquete. Aunque hayan rehecho sus vidas y tengáis buena relación con sus respectivas parejas, no hace falta que estén todos en la mesa presidencial. Vuestros padres son los importantes en la boda, seguro que sus parejas entenderán y estarán encantadas de estar en una mesa cercana con el resto de familiares y amigos.

padres divorciados: protocolo en las bodas

Fotografía: La Mome Studio

Si vuestros padres no tienen buena relación, saltaos el protocolo y evita que se sienten juntos. No queremos tensiones innecesarias. Utilizad mesas rectangulares que permiten sentarse donde se desee. Otra opción es que los novios se sienten solos en una mesa presidencial o bien podéis organizar un cóctel, que evitará el protocolo y permitirá que cada invitado vaya a su aire.

Con un poco de voluntad por parte de todos, estamos seguros que pasaréis un día magnífico.

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad