ESTÁS EN:

shares

Bibiana Fierro, fotógrafa de la boda de Ana Boyer y Fernando Verdasco, cuenta a Vanity Fair cómo fue inmortalizar el gran día de la pareja.

 

No es la primera boda de famosos que inmortaliza. Por delante de su cámara han pasado caras tan reconocidas como: Paulina Rubio y Colate Vallejo-Nájera; Adriana Carolina Rubio y Miguel Báez “Litri”; Rafael Medina y Laura Vecino. Incluso en el extranjero, Fierro fotografió la boda de la aristócrata británica Charlotte Wellesley y el millonario colombiano Alejandro Santo Domingo. “Fue muy interesante conocer la historia de la familia y el vínculo que la une a nuestro país”, dice Fierro a Vanity Fair.

A pesar de su profesionalidad y experiencia, la fotógrafa confesó que en la boda de Ana Boyer y Fernando Verdasco estaba un poco nerviosa, es mucha presión”. Aun así, aseguró que le encantó la experiencia: “Hacía mucho calor, pero la isla es maravillosa, ha sido un regalo. Una vivencia única”, explica la fotógrafa.

Bibiana Fierro, la fotógrafa de la boda de Ana Boyer y Fernando Verdasco

Bibiana Fierro, fotógrafa de la boda de Ana Boyer y Fernando Verdasco, comenzó con su actual profesión a los 25 años mientras trabajaba de abogada en Londres. Le encantaba su carrera, estudió Derecho en la Complutense y lo disfrutó mucho, pero había dos cosas con las que disfrutaba aún más: la fotografía y las bodas. “Desde pequeña me fascinan las bodas. La estética, los trajes, las flores… Siempre las miraba en ¡Hola!”, dice Bibiana.

Fotógrafa de la boda de Ana Boyer y Fernando Verdasco

La fotógrafa Bibiana Fierro | Fotografía: Esi Seilern

Según cuenta a Vanity Fair, el libroForever and a day’ de Philippe Cheng, fue determinante para su cambio de profesión. Al año siguiente, ya estaba matriculada en el International Center of Photography, una de las escuelas más prestigiosas de Nueva York.

La primera boda en la que trabajó fue en la de su primo Borja y luego en la de su primo Jacobo. Ambos habían contratado otros fotógrafos “por si acaso”, bromea. Desde entonces, Bibiana se ha hecho un hueco muy importante en la fotografía de boda.

Tan importantes son las bodas en la vida de Fierro que en una de ellas conoció a su marido, el sueco Peter Kronholm.  Se casaron en 2006 en Mallorca, ante 400 invitados. Esta vez, ella no hizo las fotos, pero sí su equipo “en el que confiaba plenamente”. Hoy la pareja vive en Madrid y son padres de dos hijos: Lucas y Diego. Con ellos, Bibiana ha empezado un nuevo proyecto: la fotografía infantil.

Aquí tenéis a mis modelos preferidos posando en plan formal 👦👱🐶 #stoptheclock

Una publicación compartida de Bibiana Fierro photography 📷 (@bibianafierrophoto) el

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad