ESTÁS EN:

shares

En cuanto a la organización de la boda, por mucho que te empeñes en hacer las cosas con tiempo y antelación suficiente, siempre van a surgir imprevistos. Problemas que aparecen a pocos días de la gran fecha y que aumentan tus nervios. Pero tranquila, LSC te explica cómo manejar los cambios a última hora sin perder la calma. 

 

No importa con cuánta anticipación envíes las invitaciones a tus invitados, lo fácil que pongas el proceso de confirmación, o cuántas veces insistas a los que aún no te han dado la respuesta, sea como sea, siempre tendrás que hacer algunos cambios en la lista de invitados y última hora. ¿Es un inconveniente? Sí, pero no es una razón para entrar en pánico. Para todo existen soluciones y lo mejor es mantener la calma porque solo así tendrás concentración suficiente para resolver cualquier imprevisto.

Como sucede con casi todo lo demás en el proceso de planificación de la boda, la comunicación es clave cuando se trata de cambios de esos cambios en la lista de invitados. Días antes de la boda haz un repaso de las confirmaciones que faltan y si falta algún hueco, repasa a fondo las asignaciones de los asientos y las mesas.

Cómo manejar los cambios a última hora sin perder la calma

Visto en Pinterest

Puede que tengas que ser creativa y mover algunos grupos, pero no es algo preocupante: Ya has hecho el trabajo duro de asignar las tablas, por lo que esto es simplemente unas pequeñas correcciones. Y si no tienes tiempo, pide ayuda a tu pareja, familiares o amigos más cercanos. ¡Déjate ayudar!

Cómo manejar los cambios a última hora sin perder la calma

Visto en Pinterest

Cómo manejar los cambios a última hora sin perder la calma

Comienza por intentar rellenar las mesas con posibles huecos. Calcula dónde pueden ir esas personas que han confirmado a última hora y no pasa nada si algunas mesas tienen a más personas. Inmediatamente avisa a los responsables del catering para que sepan el número final de comensales. Siempre suelen cocinar de más pero por si acaso debes mantenerles informados.

Si por lo contrario son bajas y los invitados te avisan de que finalmente no pueden asistir, avisa al catering para que sepan en qué mesas van menos invitados y por tanto, que van a ser menos comensales.

Con dichas cambios de última hora, lo mejor es que los carteles con la distribución de las mesas y los invitados se hagan a mano. Pueden quedar muy bien con acuarelas, pizarras o pequeñas tarjetas impresas con tipografías bonitas. Son detalles rápidos de conseguir y efectivos.

Trata siempre de encargar detalles y regalos para los invitados de sobra para no dejar a nadie sin ellos. Y si no lo has hecho, es otra de las cosas más urgentes que debes solicitar a los proveedores.

Pero recuerda que ante todo, lo mejor es mantener la calma. De nada sirve perder los nervios porque durante el gran día nadie se acordará o caerá en la cuenta de que son más o menos invitados por mesas. Solo recordarán una fiesta increíble y lo bien que lo pasaron. Por lo tanto, enfrente esos imprevistos con la mejor sonrisa y piensa en tu boda.

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad