ESTÁS EN:

shares

Para no llegar a las copas sin ganas. Para que todos podamos bailar sin sentirnos pesados. Para disfrutar de la boda. En LSC tenemos la solución: incluir en el menú licores y digestivos que nos faciliten la digestión en un día tan especial. ¡Toma nota! ¡Hemos hecho una lista con los más top!

 

Licores y digestivos para la boda

Sabemos lo que implica el banquete de boda a nivel culinario. Por mucho que tratemos de controlarnos, no todos los días nos invitan a un acontecimiento tan especial ni tenemos el gusto de comer en un restaurante habilitado para la preparación de complejos, sorprendentes y deliciosos menús. Todos ellos seleccionados, previamente y con mucho mimo, por los novios, que se esfuerzan por ofrecer lo mejor de lo mejor a sus invitados.

Pero entre el aperitivo en la recepción, los entrantes en la mesa, el menú en sí, los vinos o la cerveza… Llegamos al postre demasiado llenos y somos incapaces de disfrutarlo como es merecido ¡o incluso ni lo probamos! ¿La solución? Incluir entre cada plato algún licor o digestivo que permita a nuestro estómago marcar un antes y un después. Un pequeño descanso que nos ayude a digerir tal cantidad de comida.

 

Digestivos y licores para la boda

Pinterest

¿Qué tipo de digestivos?

Lo ideal es servir el licor o digestivo solo, presentado de una forma original y bonita, pero no mezclarlo con otros ingredientes para que no resulte copioso. El objetivo es reducir la sensación de pesadez, no aumentarla. Este tipo de bebida alcohólica facilita que el cuerpo asimile o digiera los alimentos. Por ello debemos incluirnos en el banquete. Pero, ¿cuáles? En LSC hemos recopilado los licores y digestivos más top para el banquete de boda.

Cointreau. Es el digestivo por excelencia. De origen francés, un clásico que se caracteriza por su sabor amargo e intenso de la cáscara de las naranjas. Siempre es una buena opción.

Licor de hierbas Ruavieja. De gran tradición en Galicia, está elaborado con diferentes hierbas naturales previamente seleccionadas y maceradas en aguardiente gallego de primera calidad.

Limoncello de Martes Santo. El tradicional licor italiano, fabricado en Andalucía de manera artesanal con las cáscaras y zumos del limón, macerados en alcohol destilado.

Jägermeister. El famoso licor de moda. Compuesto por 56 hierbas mezcladas con diferentes tipos de semillas, flores y raíces. Se recomienda servir muy frío.

Mirto. De origen italiano, concretamente de Cerdeña y Córcega, este licor se conoce poco en España. Elaborado por maceración alcohólica de bayas de mirto (una planta) o una mezcla de bayas y hojas.

Vaccari. También italiano. De sabor dulce y fuerte. Resultado de la destilación al vapor de semillas de anís.

Calisay. Sus ingredientes son totalmente naturales: plantas aromáticas, semillas y raíces. Su sabor evoca aromas del bosque y prados silvestres.

Bailey’s. Combinado de crema de leche irlandesa, whisky y chocolate. Aunque no suene muy digestivo es un licor muy utilizado para después de las comidas.

Para los más tradicionales

Aunque lo recomendado es servirlos solos, estos licores se pueden mezclar con otros ingredientes para aquellos que prefieran mantener la tradición de los sorbetes o cócteles entre plato y plato. Los más adecuados son los sabores ácidos como el melón, la hierbabuena, el limón, la mandarina y otros cítricos que faciliten la digestión o, al menos, no la dificulten… Sino, una vez más, ¡será imposible llegar al postre!

Licores y digestivos

Pinterest

 

 

 

 

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad