ESTÁS EN:

shares

El que más y el que menos se ha visto alguna vez siendo víctima de las últimas modas. No obstante, si se trata de tu boda hay determinadas tendencias que es mejor no seguir.

 

¿Te casas y quieres ser el más moderno? Cuidado, no siempre es conveniente ser fiel a las tendencias, especialmente si se trata de tu boda. Evita seguir estas modas, para no enfrentarte a situaciones desagradables.

Modas que no debes seguir…

1. Tartas “naked”: Los naked cakes o lo que es lo mismo las tartas sin cobertura se han puesto de moda en los últimos años. Se trata, además, de una tendencia que ha llegado al universo nupcial. Sin embargo, optar por ellas en una celebración de tu boda no es lo más adecuado. La consecuencia es que la tarta puede quedar seca y perder parte de su sabor, algo que desagradaría mucho a vuestros invitados.

modas

Fotografía cedida por Arteboda

2. Vestidos que no favorecen: no caigamos en el absurdo más absoluto de escoger nuestro outfit nupcial en función de las tendencias, es decir, si tienes poco pecho no optes por un escote palabra de honor; o si la grasa se te acumula en la barriga evita un vestido muy ceñido.

modas

Fotografía: La Kuriosa

3. Casarse consigo misma: en 2017 una mujer italiano viralizó su boda al casarse consigo misma. Aunque, por supuesto, respetamos los deseos de cada uno, y aplaudimos desde un punto de vista de reivindicación femenina esta propuesta…; lo cierto es que hacer el desembolso económico que supone una boda para casarte contigo mismo, nos resulta algo excéntrico.

modas

Facebook: Laura Mesi Sposa Single

4. Despedidas de soltero “destino”: sí, las vemos en Instagram continuamente entre las influencers del momento. María Pombo eligió, por ejemplo, Miami como destino. Seamos realistas, las redes sociales están muy bien, pero si ponemos los pies en la tierra y les proponemos a nuestras amigas que se vengan a celebrar nuestra despedida de soltera a miles de kilómetros, puede que obtengamos algún que otro no por respuesta.

modas

Instagram: María Pombo

5. No a los niños: cada vez son más las parejas que en las invitaciones vetan a los más pequeños. Lógicamente, cada uno en su boda puede poner las normas que quiera, pero si tienes amigas o familiares que no van sin sus retoños a ningún sitio, quizá lo más conveniente es que evites mimetizarte con esta tendencia. De lo contrario, quizá te genere alguna situación incómoda.

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad