ESTÁS EN:

shares

El mundo de los vestidos de novia es enormemente amplio y, así como las novias, cada vestido es un mundo, por lo que siempre será necesario hacer algún que otro ajuste, para que se adapte al cuerpo de la novia al cien por cien. Pero, ¿cómo hacer que esas modificaciones sean las correctas? Para que no entres en pánico con el tema vestido, te traemos hoy consejos para los ajustes en el vestido de novia.

 

Si ya has encontrado el vestido de tus sueños, puede que aún no estés cantando victoria por tener una de las más complicadas tareas de la boda completada. Es un hecho real que todos los vestidos de novia necesitan algún que otro reajuste, para que le quede perfecto a la novia.

Ya sea un pequeño reajuste en el pecho o un cambio mayor, no entres en pánico, porque gracias a estos consejos conseguirás tener bajo control todos los cambios del vestido.

Ajustes en el vestido de novia

Consejos para los ajustes en el vestido de novia

1.No tengas miedo a hacer reajustes

Como norma general,- al no ser que te diseñen un vestido de novia a medida- los vestidos de novia vienen confeccionados por los diseñadores en tallas estándar. Por lo que, sí o sí tendrás que esperar un poco más para tener el vestido perfecto.

2.Pregunta por los servicios de sastrería dónde compres el vestido

Este puede ser considerado un servicio de lujo, pero la mayoría de tiendas que venden vestidos de novias tienen a su disposición un

3.Programa más de una cita para el vestido

Todos los expertos en vestidos de novias recomiendan agendar, al menos tres citas para la prueba del vestido: la primera, para que la modista, tome nota de tus medidas y de los ajustes que hay que hacer; la segunda, para comprobar que estos ajustes realizados son están bien hechos, y si no es así rectificar; la tercera cita recomendada, es para la última comprobación y para que la novia se haga ya una idea de cómo lucirá en el gran día.

4.Realiza las pruebas del vestido con todos los complementos que vayas a llevar ese día

Si hay algo que ralentiza el punto anterior, las pruebas del vestido, es no contar con todos los detalles que llevarás en el gran día. No sólo hay que contar con los zapatos para calcular el largo del vestido, los detalles que no se ven como la ropa interior, son cruciales. Si es preciso, incluso haz una prueba de maquillaje y peinado el mismo día que el vestido para comprobar que todo encaje.

5.No seas tímida con los ajustes

Muchas novias piensan que ellas no son las expertas en el corte y confección de un vestido de novia y no dicen su opinión en las pruebas del vestido. Pero, no te calles tu opinión, es tu día y sobre todo, tú eres la que siente cómo te queda el vestido porque tú eres quién lo lleva puesto.

6.Cuidado con quien te acompaña

Este punto también es muy importante. Por supuesto, no puedes contar con la ayuda de tu futuro marido para este momento. Cuenta con la ayuda de un par de personas de confianza, que te conozcan y te transmitan confianza y tranquilidad. Es muy importante no alterarse durante el proceso de los ajustes del vestido de novia, ya que reducirás el estrés del proceso.

7.Incluye los cambios en el presupuesto

Quizá sea un punto muy importante para el presupuesto general de la boda. En muchos de los puntos de venta de vestidos, puede que el sastre o la modista del lugar, incluyan en el presupuesto todos estos reajustes. Pero, si no es así, tendrás que tenerlo en mente para que no tengas que recortar en otras cosas.

Comentarios

Relacionados

Comentarios

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad