ESTÁS EN:

shares

Una boda requiere un gran gasto económico así que, hay que intentar reciclar todo lo posible. Os damos 4 ideas para reutilizar el vestido de novia.

 

Un vestido de novia no es barato. Toda mujer sueña con su traje ideal, con dar el “sí, quiero” con el vestido de sus sueños pero, ¿qué hacer con el vestido de novia después de la boda?

5 ideas para reutilizar el vestido de novia

  1. Vende tu vestido

Vender el vestido de novia es la mejor opción para aquellas parejas que necesitan recuperar parte del desembolso económico destinado a la boda. Si lo pones a la venta inmediatamente después del enlace podrás recuperar entre el 50% y el 70% del precio original del traje.

  1. Dona el vestido

Tenías claro el gasto que supondría tu boda y has conseguido mantenerte dentro de este presupuesto establecido pero, pensándolo bien, no vas a utilizar nunca más tu traje de novia así que, ¿por qué donarlo? Hay muchas mujeres que no pueden costearse un vestido para su boda y eso supone la oportunidad perfecta para ellas.

  1. Regala tu vestido a una futura novia

Muy ligado a la idea anterior. Si tú ya no vas a utilizar tu vestido de novia puedes regalárselo a alguna amiga o familiar que sepas que va a casarse y necesita uno. Con un par de arreglos parecerá totalmente distinto y le harás un favor enorme.

reutilizar el vestido de novia

Giphy

  1. Modifica tu vestido para volver a utilizarlo

¿Quién dijo que un vestido de novia tenía una sola vida? Puedes modificarlo para utilizarlo muchas más veces. Cortar el vestido y realizar pequeñas modificaciones para hacer de él un vestido de cóctel, o realizar nuevas prendas. De la parte posterior del vestido puedes conseguir una elegante camisa y con el resto puedes crearte una falda para ocasiones especiales. Por ejemplo, una falda de tul.

reutilizar el vestido de novia

Visto en Pinterest

Otra opción es teñir el vestido. Si es de tejidos naturales como el raso, la organza o la seda, teñirlo es muy sencillo.

Con los trozos sobrantes del vestido podrás decorar almohadas, coser pañuelos, cojines o manteles.

  1. Destrózalo

Sí, tal cual. Si queréis conseguir unas fotografías postboda de lo más especiales y divertidas no tengas miedo de destrozar el vestido. Botes de pintura, polvos de colores o meteros al mar con él.

¿Con qué opción te quedas?

 

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad