ESTÁS EN:

shares

El estrés y los nervios desaparecen tras el gran día. Muchas mujeres olvidan o dejan pasar ciertas cosas que en realidad son importantes. Estos son los 6 errores que se comenten con el vestido de novia después de la boda. ¡Lee atenta y evítalos! 

 

Después de los nervios previos a la boda, el estrés de los últimos detalles y del propio gran día, llega la calma. La fecha más señalada del calendario de una pareja ya ha pasado y ahora lo que queda es disfrutar de una nueva etapa. Ello implica que el cuerpo se relaje y olvide o posponga cosas que, a priori, no resultan importantes pero que, en el fondo, sí lo son. Una de ellas, es el vestido de novia. Si encima, se pretende conservar para futuras hijas o venderlo, hay que tener en cuenta ciertos aspectos.

Estos son los 6 errores que se cometen con el vestido de novia después de la boda: 

1. Posponer la limpieza. Tras la boda, el lavado del vestido de novias no es una prioridad. Pero no es aconsejable esperar mucho tiempo ya que, si hay manchas de comida o de maquillaje, costará mucho quitarlas o incluso será imposible hacerlas desaparecer. Lo ideal es lavarlo entre las primeras semanas posteriores a la celebración.

2. Lavarlo en casa. Hay leyendas que dicen que lo mejor para lavar prendas blancas es el bicarbonato, pero la realidad es que depende mucho del tejido que sea. Si se trata de la seda, el tul o el algodón, es mucho mejor dejarlo en mano de profesionales.

3. No invertir en una buena tintorería. Por abaratar costes, por pereza… no invertir en una buena tintorería puede salir más caro. Profesionales de referencia especializados en tejidos y prendas delicadas.

4. Meterlo en una bolsa de plástico. Por muy bien doblado que esté, nunca es aconsejable mantener un vestido de novia en un plástico. El material con el que está fabricada la bolsa, puede amarillear el vestido, arrugarlo para siempre y estropear el tejido.

6 errores que se comenten con el vestido de novia después de la boda

Forester fotógrafos / Vestido: Immaclé

5. Colgarlo como cualquier otro vestido. No se debe colgar el vestido por los hombros en una percha porque se dará de sí y ser quedarán las marcas. Es imprescindible colgarlo con las cintas específicas para ello.

6. Guardarlo en un lugar poco adecuado. Se debe guardar en un lugar en el que no haga mucho calor y en el que no coja polvo u otras sustancias como gasolina o gasoil en el caso de garajes o sótanos. Lo más aconsejable es reservar un rincón en el armario y colgarlo con una funda de tela que lo proteja.

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad