ESTÁS EN:

shares

El color más controvertido históricamente por su relación con el luto. Pero los protocolos a veces se quedan anticuados y por eso te contamos cómo ir de negro a una boda y que nos digan Sí a nuestro look. 

 

Cuando se trata de ir de negro a una boda, el protocolo especifica que es una equivocación. Ya sea porque son eventos que suelen celebrarse durante el día o porque se trata de un color relacionado con el luto, vestir de negro para asistir a una boda ha sido, es y será un tema controvertido.

Pero las leyes y los mitos están para desafiarlos y más en el mundo de la moda que es cambiante. Y sí, se puede ir a una boda de negro. No todos los looks total black son iguales y la clave está en los accesorios y los detalles.

Las gemelas Olsen una vez más marcaron tendencia acudiendo como damas de honor totalmente de negro a la boda de su amiga Maggie Kayne y su novio Travis Hayden. 

Cómo ir de negro a una boda

La primera decisión que influye a la hora de llevar negro o no a una boda es la tipología del vestido. Toques de pedrería, detalles en cuero, tejidos de encaje o incluso la estética lencera pueden convertir varias prendas en un  lookazo con estilo.

cómo ir de negro a una boda

Otra opción igual de acertada son las dos piezas. De cara al otoño, imperan las faldas midi con vuelo en terciopelo, polipiel, cuero, seda… Son muy elegantes y tienen el largo perfecto para una boda sea durante el día o por la noche.

cómo ir de negro a una boda

Y los pantalones o monos largos también son ideales para ir de negro a una boda. Aportan un aire desenfadado y a la vez formal. Y resultan muy fáciles para combinar.

cómo ir de negro a una boda

Una forma de versionar y suavizar el total black look es recurrir a vestidos con estampados o adornos bordados muy al estilo italiano de Dolce & Gabbana. Es una de las tendencias de esta temporada y una buena opción para darle color a tanto oscuro.

cómo ir de negro a una boda

Los accesorios son la otra cara de la moneda por su poder para reconvertir un look controvertido en uno perfecto y envidiable. El calzado, las joyas, sombreros o pamelas… hasta el maquillaje puede aportar ese toque crucial para que el negro se convierta por fin en un SÍ rotundo para las bodas y desafiar las leyes protocolarias.

 

 

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad