ESTÁS EN:

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

shares

Malasia, Nueva Zelanda, Polinesia Francesa y EE.UU. fueron los países elegidos por Estela y Jesús para su magnífica luna de miel. 23 días de vuelta al globo en los que combinaron aventura, relax y visitas culturales. Te contamos al detalle su itinerario.

 

La de Estela y Jesús fue una auténtica luna de miel alrededor del globo que les permitió recorrerlo en todo su perímetro. Se dividió en cuatro etapas de diferente duración. La más amplia estuvo dedicada a nuestras antípodas, Nueva Zelanda, la parte más aventurera de un viaje al que no le faltó el relax más absoluto en Bora Bora y durante el que pudieron conocer, además, dos de las ciudades con más fuerza del mundo: Kuala Lumpur y Los Ángeles.

Confiaron la organización de este sensacional viaje a Pilar Ramírez, de la agencia especializada en viajes a la medida Zafiro Tours Calahorra (La Rioja). Te contamos al detalle en qué consistió.

Primera etapa del viaje de Estela y Jesús: Malasia (Kuala Lumpur)

La aventura de Estela y Jesús comienza con una visita privada con guía de habla hispana a la ciudad de Kuala Lumpur, capital de Malasia y una de las ciudades más desarrolladas y vibrantes del Sudeste Asíatico.

Además de la cita obligada con las célebres Torres Petronas, distintivo de la ciudad, tuvieron la oportunidad de visitar el nuevo Palacio del Rey y la Mezquita Nacional (Masjid Negara), con su original cúpula azul, que recuerda a un paraguas semi plegado.

Estela y Jesús

Visitaron, además, el Tugu Nagara o War Memorial, que honra a los fallecidos en la guerra, y la fascinante plaza Merdeka Square, donde se puede admirar la Corte Federal, de estilo morisco, y el Cricket Club, de estilo Tudor.

Por último, tuvieron oportunidad de visitar los espectaculares seis niveles del templo de Tean Hou, uno de los más grandes de la región.

Segunda etapa del viaje de Estela y Jesús: Nueva Zelanda

Desde Kuala Lumpur, Estela y Jesús pusieron rumbo a Auckland, una de las ciudades más importantes de la Isla Norte de Nueva Zelanda, dando comienzo a la etapa más larga de su viaje.

Auckland, conocida como la “Ciudad de las Velas” por la cantidad de barcos que pueblan sus aguas, está ubicada en una región de origen volcánico y se encuentra rodeada por 48 volcanes inactivos que configuran un paisaje repleto de colinas, cráteres, lagos y bahías.

Allí la pareja recogió el coche de alquiler que había reservado para ellos Pilar, de Zafiro Tours Calahorra y disfrutó de un día libre durante el que aceptaron la sugerencia de la agencia de visitar el Volcán Monte Edén y las playas de Mission Bay, además del Museo de Auckland y la Sky Tower.

Estela y Jesús

Al día siguiente la pareja puso rumbo a Matamata y a Rotorua. Una ruta de 87 km a lo largo de las colinas de Bombay a través de la planicie de Hauraki que les acercaría en primer lugar a Matamata. Allí visitaron Hobbiton Movie Set, la aldea donde se rodaron parte las películas de la trilogía El Señor de los Anillos y el Hobbit. Se adentraron en la Comarca de la Tierra Media y contemplaron los 37 agujeros hobbit, el puente del doble arco, el árbol de la fiesta e incluso la posada del Dragón Verde.

Estela y Jesús

Por la tarde, en Rotorua, los recogieron para visitar Te Puia, reserva termal y centro cultural maorí, donde pudieron admirar los géiseres, el barro hirviendo y la escuela de tallado de madera.

Estela y Jesús

Al atardecer disfrutaron de las danzas y canciones maoríes para continuar con una cena típica de la etnia de origen polinésico.

Al día siguiente, el séptimo de su viaje, Estela y Jesús realizaron una ruta de 230 km que les llevaría desde Rotorua a Christchurch y, por último, al Lago Tekapo. Durante la primera parte del recorrido, en coche, visitaron la reserva termal de Waimangu y admiraron los lagos Azul y Verde. Pudieron contemplar un paisaje único, con plantas raras e inusuales y donde, en cada fisura de la Tierra, el agua caliente brota con un flujo de burbujas y vapor.

A continuación devolvieron el coche de alquiler en el aeropuerto y tomaron un vuelo a Christchurch. Allí recogieron un nuevo coche con el que fueron hasta el Lago Tekapo, posiblemente el más bello de Nueva Zelanda, atravesando típicas granjas neozelandesas.

Estela y Jesús

Al día siguiente salieron hacia el Lago Wanaka. Un recorrido en coche de 198 km que les permitió visitar el Aoraki Mount Cook National Park, una de las zonas más atractivas de Nueva Zelanda. Realizaron un vuelo panorámico alrededor del lago, del Monte Cook y de los glaciares Franz Josef y Fox, y continuaron el viaje hasta Wanaka, donde disfrutaron del lago espectacular.

El noveno día de viaje Estela y Jesús condujeron 117 kilómetros hasta Queenstown, capital mundial de la aventura.

Estela y Jesús

Atendiendo a la recomendación de Pilar, de Viajes Zafiro Tours Calahorra, pasaron por Arrowtown, una pintoresca ciudad que conserva todas las reminiscencias de la época de la fiebre del oro. Además, pararon en el “Bungy Bridge”, el lugar donde se originó el “Puenting”.

Una vez en Queenstown, una ciudad alpina a orillas del Lago Wakatipu y rodeada por las Montañas Remarkables, subieron en teleférico a Bob’s Peak para contemplar las impresionantes vistas de la región.

Lago Wakatipu

Al día siguiente, el décimo de su aventura, Estela y Jesús visitaron el fiordo de Milford Sound desde Queenstown. Situado en el corazón del Parque Nacional de los Fiordos, se introdujeron en uno de los paisajes más bellos de su viaje. Un paseo en barco por el fiordo los llevó hacia el Mar de Tasmania y les permitió disfrutar de unas magníficas vistas del Pico Mitre y de las cascadas Bowen, donde las focas descansan sobre las rocas. Después de esta inolvidable experiencia, regresaron por carretera a Queenstown.

Estela y Jesús

El día siguiente, el día 11, lo dedicaron a disfrutar a su aire de la ciudad de Queenstown, donde es posible realizar todos los deportes y actividades imaginables. Entre otras cosas, pasearon por el lago Wakatipu y tomaron una lancha rápida por el río Shotover.

Estela y Jesús

El día 12, Estela y Jesús tomaron la carretera rumbo a la región de los glaciares. Un recorrido de 355 kilómetros que les permitió pasar por el impresionante salto de montaña Haast Pass, contemplar el glaciar Fox y visitar el lago Matheson, antes de llegar a su destino, el glaciar Franz Josef.

Al día siguiente, la pareja pudo disfrutar de un espectacular vuelo en helicóptero sobre los glaciares. Por la tarde se subieron de nuevo al coche y realizaron el recorrido hasta la población de Punakaiki (224 km).

Estela y Jesús

Por el camino pararon en Hokitika, antes de continuar hasta las “Punakaiki Pancake Rocks”, erosionadas por la furia del mar hasta adquirir esa forma característica que les valió el nombre de “Rocas Panqueque”.

Estela y Jesús

El día 14 de su viaje Estela y Jesús se desplazaron desde Punakaiki hasta Kaikoura (374 km), en la costa este neozelandesa. En el camino disfrutaron de las piscinas de aguas termales de Hanmer Springs.

El último día en Nueva Zelanda, el día 15, los recién casados se desplazaron desde Kaikoura a Christchurch (183 km) por carretera tras disfrutar de un paseo en barco que les permitió ver ballenas jorobadas, ballenas piloto, ballenas azules, delfines y albatros. Una vez en la ciudad de Christchurch, disfrutaron de un paseo nocturno por sus calles.

Tercera etapa del viaje de Estela y Jesús: Bora Bora

Al día siguiente, la pareja tomó un vuelo que les llevaría hasta las maravillosas playas de la Polinesia Francesa, en concreto Bora Bora, donde disfrutarían de tres días libres de absoluto relax en un entorno inigualable. Fue un cambio de paisaje e incluso de estación, brutal. Una maravilla, vaya.

Estela y JesúsEstela y Jesús

Cuarta etapa del viaje de Estela y Jesús: Los Ángeles

El día 20, Estela y Jesús se trasladaron en avión desde Bora Bora hasta la ciudad estadounidense de Los Ángeles, dando comienzo así a la última etapa de su viaje. A su llegada al hotel, les recogieron para realizar un paseo privado que les condujo a las áreas de mayor interés de la ciudad.

La visita comenzó en el centro de Los Angeles, donde pudieron admirar el famoso y recuperado Downtown. Desde allí fueron a la zona financiera, donde pudieron contemplar la catedral de Nuestra Señora de los Angeles, obra de Rafael Moneo, la sala de conciertos Walt Disney, obra del arquitecto Frank Gehry, y el Auditorio Dorothy Chandler Pavillion. Continuaron hacia el Staples Center, sede de Los Angeles Lakers y hasta la histórica Plaza Olvera, centro de la herencia hispana. Dejaron los puestos de artesanía de la plaza y su maravilloso colorido para dirigirse a la meca del cine: Hollywood, con La Avenida de las Estrellas.

Estela y Jesús

El día 21 lo dedicaron a visitar Sunset Boulevard, centro de la vida nocturna lleno de famosos clubs, restaurants y hoteles, Beverly Hills, el City Hall y Rode Drive, famosa zona de tiendas de reconocidas marcas internacionales y sede del Beverly Wilshire, el hotel de Pretty Woman.

Estela y Jesús

El último día de su viaje Estela y Jesús lo dedicaron a visitar la ciudad de Santa Mónica. Allí pudieron relajarse bajo las palmeras y disfrutar de un helado refrescante, antes de dirigirse al muelle y a sus famosas atracciones. Acabaron el día visitando Venice Beach y disfrutando de su maravillosa puesta de sol.

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad