ESTÁS EN:

shares

La historia de la hermana de la novia que le ofreció 10.000$ a su hermana por ser la dama de honor que está dando la vuelta al mundo.

 

Pongámonos en situación. Tienes las damas de honor elegidas y, como si fuera lo más normal del mundo, llega tu hermana y te propone pagarte para ser una de ellas. ¿Qué haces? La cantidad que te ofrece marcaría totalmente la diferencia en tu boda. 10.000$ de nada. Con una oferta así sobre la mesa las cosas cambian mucho. Y, claro, te lo piensas.

Pues esto es lo que le pasó hace escasos días a una novia que se ha hecha viral.

“Mi hermana mayor me ha ofrecido 10.000$ a cambio de ser ella mi dama de honor y no mi otra hermana. Es una persona terrible y a penas tenemos relación pero es mucho dinero para mi prometido y para mi. No sé que hacer.”

Así empezaba el debate en la página Reddit. En cuestión de minutos, los usuarios de la página social no dudaron en sopesar la situación y dar su opinión al respecto. Había quién comentaba que era una locura. Una situación familiar complicada que no podría tener fácil solución. Sus opiniones y consejos se dividieron en dos categorías totalmente extremas.

Siempre es un “honor” que te elijan como dama de honor. Pero si no lo hacen, siempre esta la opción de pagar para conseguirlo. Todo en esta vida tiene un precio, ¿esto también?

Pagar por ser dama de honor

Pagar por ser dama de honor, ¿sí o no?

Por un lado, estaban los que pensaban que coger el dinero era una mala idea. En el momento que la novia aceptara ese dinero la boda dejaría de ser su día especial y se convertiría en el de su hermana mayor. Ser dama de honor es algo más que un título y significa estar al lado de la novia durante la ceremonia. La dama de honor organiza la boda con la novia, tiene la última palabra en la despedida de soltera y ayuda a la novia a elegir el vestido y preparase en su boda. Es decir, la dama de honor es el principal apoyo de la novia y, como tal, debe ser una persona de confianza y con la que te sientas cómoda. ¿Realmente sería posible que después de pagar, ella se echara a un lado y dejara hacer a la novia?. Si no fuera así, la novia tendría que renunciar a mucho en su boda.

Por otro lado, estaban quienes veían la cuestión desde una perspectiva diferente. Una oportunidad como esta no viene a menudo y seguramente, cualquiera que esté dispuesto a pagar 10.000$ pagaría 20.000$ sin problema. Había quién opinaba que si vieran el dinero por adelantado, dejarían que esa persona planeara la boda como quisiese y después, tendrían una ceremonia privada sin esa persona con las damas de honor que le vinieran en gana.

La situación en sí es complicada. Siempre es difícil rechazar una oferta tan generosa, aunque tenga lo mismo de egoísta.

Nuestra opinión es clara. ¿Haría feliz a la novia el aceptar el dinero? En estas ocasiones lo único que importa es la felicidad de la pareja y por mucho dinero de por medio, es un momento único en la vida que no merece la pena ser arrebatado por nada del mundo. Si la diferencia de dinero le diera la oportunidad a la novia de conseguir la boda de sus sueños, ¿por qué no? Pero todo depende de la persona y de su capacidad de separar las cosas y no sentir esa intromisión ni permitir que su día se estropee por ello.

¿Lo ideal? Hablar con las partes involucradas buscando soluciones más eficaces al problema para que no cause ninguna tensión familiar. Prioriza siempre las relaciones al dinero y resuelve las cosas con tu hermana. Quizás, puedas tener dos damas de honor y recibir una parte de ese dinero como regalo de bodas.

 

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad