ESTÁS EN:

shares

Los meses previos al “Sí, quiero” suelen ser muy estresantes para las novias. Es una época repleta de nervios, emociones y preocupaciones. Por ello, hoy traemos una propuesta muy interesante: la meditación para novias.

 

¿Por qué practicar la meditación para novias es una gran idea? Principalmente, porque esta práctica milenaria permite alcanzar un estado físico y mental de serenidad, paz interior y concentración. Algo muy necesario durante los meses previos a la boda.

Meditar, además de ser una forma de transformar la mente, disminuye los niveles de estrés y aumenta los de felicidad, lo que te permitirá llegar al gran día mucho más relajada y alegre.

La meditación es todo lo que necesitas para sentirte plena el día más importante de tu vida… Pero, ¿cómo se practica? ¡Sigue leyendo!

Técnicas de meditación para novias

Aunque existen muchos tipos de meditación, hoy proponemos una técnica muy buena y, además, fácil de aprender: ‘Mindufulness Breathing’. Esta técnica consiste en usar la respiración como el objeto de concentración, siendo consciente de la tendencia de la mente de saltar de un lado para otro. Concentrarnos nos llevará al momento presente, dándonos una sensación de relajación y descanso.

Meditación para novias

Para ello debemos seguir los siguientes pasos:

1. Encontrar un espacio tranquilo. No importa dónde, ya sea en tu habitación o en el jardín. Simplemente debe ser un lugar en el que te sientas cómoda y puedas disfrutar de un rato de intimidad.

2. Pon en silencio o apaga tu móvil. Además, si vas a practicar la meditación en tu casa y vives con acompañada, pide que no te molesten.

3. Haz tu espacio aún más relajante. Pon música ‘de relax’, enciende una vela de olor suave o un difusor de aroma. La esencia de lavanda suele ir muy bien.

4. Siéntate en postura de flor de loto. Sobre una alfombra, siéntate cruzando las piernas, los glúteos bien apoyados y la espalda recta. Si esta posición te resulta incómoda, también puedes arrodillarte o sentarte sobre un cojín.

5. Coloca las manos en las rodillas y respira profundamente. Debes procurar centrar tu atención en las fosas nasales y conseguir mantener una respiración lenta y profunda. Tus inhalaciones y exhalaciones deberán durar aproximadamente 4 segundos.

6. Evita tus pensamientos. Por tu mente pasarán un montón de pensamientos, pero no debes engancharte a ninguno. Si notas que te distraes, vuelve a concentrarte en la respiración.

Cuando te sientas serena, regresa a tu estado normal. Abre los ojos lentamente y mueve tus extremidades de forma que te quedes totalmente relajada. ¿Un último consejo? Intentar hacer este ejercicio todos los días, creando una pequeña rutina.

Artículos relacionados:

RUTINA DE YOGA PARA NOVIAS ESTRESADAS

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad