ESTÁS EN:

shares

Querer mantener la línea los meses previos a tu boda es algo de lo más normal del mundo, al fin y al cabo es muy posible que sea el día más fotografiado de tu vida. Para conseguirlo, es fundamental que sigas una serie de recomendaciones. ¡Te contamos cuáles son!

Lo normal es que la primera prueba de tu vestido la tengas con entre una anterioridad a la boda de entre seis y nueve meses. Esto quiere decir que, aunque lógicamente según se vaya acercando la fecha de tu día B te irán haciendo arreglos, es importante que a partir de ese momento mantengas la línea. Sabemos que no es fácil y que puede que los meses previos al enlace debido al estrés te dé por coger peso o por perderlo, pero siguiendo estas recomendaciones te resultará mucho más sencillo controlar este punto.

mantener la línea

Fotografía cedida por Lamaryé

¿Cómo mantener la línea antes de la boda?

1. Comer regularmente: muchas veces caemos en el error de pensar que por estar muchas horas sin comer vamos a perder peso más rápidamente. Pues según los expertos parece que no. Lo más recomendable es comer varias veces en pequeñas cantidades con el fin de mantener los niveles de glucosa en sangre estables.

2. Llevar una dieta equilibrada: sí ya sé que estamos hartos de escucharlo, por lo que la teoría la sabemos más que de sobra, pero si queréis mantener la línea para vuestro gran día debéis ponerlo en práctica. No se trata de ponerse estrictos y eliminar un montón de alimentos, si no más bien de llevar a cabo una dieta equilibrada que proporcione una combinación saludable de carbohidratos, proteínas y grasas.

3. Realizar ejercicio: el hecho de mantenerse activo, practicando con cierta frecuencia ejercicio, además de tonificar tu cuerpo, predispondrá tu mente para comer de una forma más sana.

4. Beber agua: según los expertos una hidratación adecuada es fundamental para mantener la línea y es que en algunas ocasiones nuestro cuerpo confunde la sed con el hambre. Para estos casos lo mejor que se puede hacer es beber un vaso de agua y esperar 10 minutos, momento para el cual es muy probable que el hambre haya desaparecido.

5. Reducir el consumo de alcohol: prescindir todo lo que se pueda de las calorías vacías que aporta el alcohol es un punto muy a tener en cuenta para mantener la línea. Y es que, además, está comprobado que tendemos a comer más alimentos ricos en grasas o carbohidratos cuando consumimos bebidas alcohólicas.

6. Dormir más: esto ayuda a nuestro cuerpo a reducir el apetito a la par que lo condiciona para hacer mejores elecciones de alimentos, es decir, si estás más descansado tendrás mayor capacidad para optar por alimentos más saludables. Cenar al menos 3 horas antes de irse a la cama, también os ayudará a mantener la línea.

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad