ESTÁS EN:

shares

Todo el mundo sabe que el día B es uno de los días más felices de nuestra vida. Pero, ¿qué dice lo que nadie cuenta sobre las bodas? Hoy lo conocemos.

 

Hay cosas que sabemos que se dan por hecho en una boda. Los nervios están a flor de piel pero eso no es excusa para que no sea el mejor día de nuestra vida. Otra cosa que sabemos a ciencia cierta es que el día de nuestro matrimonio se pasa volando. Muy rápido, ¿por qué?

Pues porque es un día de celebración que compartimos con nuestros seres queridos y solo por este hecho, por ser felices durante todo el día, es por lo que nuestra percepción del tiempo y nuestro reloj interno va más rápido que nunca. Sin embargo hay cosas, sensaciones y momentos de los que nadie habla. 

Lo que nadie cuenta sobre las boda

  • Si te has casado seguro que has experimentado este primer punto. El día anterior al enlace vas a querer mandar todo a tomar viento. Estas nerviosa, pensando en los ultimísimos preparativos y tu cabeza está en todas partes. Estas cansada y lo único que te apetece es mandar todo muy lejos.
  • Las discusiones pre-boda. Antes de casarte te enfadarás con tu pareja.

lo que nadie cuenta sobre la boda

  • El amigo o amiga que te falla unos días antes. Te cuesta aceptarlo pero tu amigo no se ha portado como tal. Pensabas que iba a emocionarse lo mismo que tú con tu boda pero no. Incluso te  ha puesto una excusa para no ir. (Decepción)
  • Tu amigo no ha sido el único que no va a estar en tu boda. Hay más invitados que se han caído de la lista.
  • Nervios al caminar hacia el altar. Has esperado este momento toda tu vida. Tu cabeza solo repetirá: no llores, no llores, no llores…
  • Uno de los momentos más críticos el día de la boda: ir al baño. El vestido de novia no es cómodo para estas ocasiones. Deberás de ir con más de una persona para que te ayuden a hace pipí.
  • Tienes hambre y lo sabes, pero ese día no vas a comer nada. 
  • Tampoco vas a disfrutar la barra libre. Disfrutarás tu boda pero no vas a tener ni un segundo para tomar una copa con tu pareja “tranquilamente” porque vais a estar bailando con unos y otros y las fotos marcarán esa barra libre. “¡Vamos a echarnos una foto!” Será la frase que más vas a escuchar durante el banquete.
  • No todo sale como lo imaginaste. Esto no significa que vaya a salir mal pero siempre hay algún cambio de última hora.
  • Harás comparaciones. Una vez te hayas casado, harás comparaciones con las próximas bodas a las que asistas. Está feo, pero es difícil no hacerlo.
  • Te acabas de casar, pero los invitados más mayores (sobre todo) ya quieren niños. 
  • En plena boda, mientras disfrutas de tu día, aparecerá ese indiscreto preguntándote por el coste del enlace. 
  • Tendrás regalos verdaderamente horribles.
  • Olvídate de la noche de bodas. Las películas están muy bien pero el día de tu boda estarás tan cansada que pasar una noche loca será lo último que querrás.
  • En toda fiesta hay un invitado o invitada que se pasa de copas y se convierte en memoria histórica de la boda.
  • Después de tu boda siempre pensarás que podrías haber hecho otras cosas: no te martirices. Ya ha pasado.
  • Te sentirás triste y nostálgica. La preparación de tu boda te creará un vacío existencial.

No dejes que nada de esto influya en el día de tu boda y disfruta al máximo.

TAGS:

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad