ESTÁS EN:

shares

Si estás nervioso por que haya algo el día de tu boda que no salga bien, piensa en estas novias reales: las bodas también puede parecer una peli de terror.

 

Puede que estés nervioso o nerviosa si tu boda está a la vuelta de la esquina. Y es normal, el día de nuestra boda queremos que todo salga perfecto sin embargo, muchas veces hay cosas que fallan. Eso es lo que les pasó a estas novias reales que cuentan sus historias, todas ellas dignas de una película de terror en plena boda.

¿Tienes curiosidad por saber qué les pasó?

Las bodas también puede parecer una peli de terror

Photoshop everywhere

“Hablamos con un fotógrafo para que fuera el encargado de captar todos los momentos de nuestra boda. Era muy famoso y para convencernos de su trabajo no dijo que era increíble lo que él podía hacer con Photoshop. – Volverás a tener una talla 10, y para ti (mi esposo) podemos tapar tu calva -. Cuando dijo esto tuvimos claro que no la íbamos a contratar”

Fallo en el discurso del padre de la novia

Está bien saber que eres el ojito derecho de tu padre, pero quizás decirlo en el discurso no es lo adecuado.

“Mi padre no es el más sensible de los hombres, pero tuve que hacer una mueca de dolor cuando dijo en el discurso que yo era su hija favorita. Esto provocó que mis hermanas se levantaran disimuladamente y se fueran al baño durante la mayor parte del banquete”

Hay que controlar a la multitud

“Tom y yo decidimos que ambos daríamos discursos, junto con mi padre y el padrino de Tom. Pasé semanas escribiendo el mío, incluso pregunté a la madre de Tom para que me diera información sobre cómo era de pequeño. Sin embargo nunca di mi discurso. Cuando el padrino de Tom dio su discurso dijo: “Bien, bebidas gratis en el bar”, en lugar de presentar mi discurso. Intenté llamar la atención de todos pero el ruido que hacían los 150 invitados que se apresuraban a la barra, me ahogó. Nunca di mi discurso y tampoco he hablado con el padrino de Tom desde entonces”

Los niños…

“El hijo de tres año de mi cuñada grito en medio de los votos: – Mamá, tengo caca – Mi cuñada no hizo nada y simplemente fingió que ese mal rato para los novios no era culpa de su hijo”

En mi boda nunca comimos tarta nupcial

“La mañana siguiente a la boda, el hotel donde celebramos el banquete, nos pidió que fuéramos a recoger la tarta que sobró. Cuando fuimos nos encontramos el pastel entero, con sus cuatro niveles. Los camareros del hotel no lo sirvieron y nosotros con las prisas tampoco nos dimos cuenta. Estuvimos comiendo tarta varios días. Nosotros, nuestra familia y nuestros compañeros de trabajo”

Batalla de vestidos

“Mi madre no se molestó en acompañarme a las pruebas de vestido de novia ni una sola vez. Sin embargo, yo si fui con ella para escoger el vestido para el día de mi boda. Mientras visitábamos las tiendas vi un vestido largo de Matthew Williamson, perfecto para el segundo look nupcial. Mi madre también se enamoró de él, así que decidimos que ninguna se lo compraría. Al final optó por un vestido corto de Versace”

Una boda, un divorcio

“El mismo día de mi boda, en la mañana, fui con mis damas de honor a hacerme la pedicura. Mientras tomábamos una copa de champán una de mis amigas nos contó que se divorciaba de su esposo tras dos años de casados. Pero esto no nos amargó mi boda (y a ella tampoco)”

No cantes que llueve

“La madre de mi novio quería cantar durante su discurso. Nosotros le pedimos educadamente que no lo hiciera ya que la voz no es su mayor fuerte. Sin embargo, cuando terminó su discurso empezó a sonar la música. Fue la peor interpretación del mundo de ‘Wind Benearh My Wings’. Sabemos que lo hizo con la mejor intención pero…qué vergüenza”

Siempre tiene que haber un borracho

“Uno de los amigos de mi esposo estaba molesto porque no dio un discurso el día de su boda. Durante el banquete se emborrachó y no dudo en llamar la atención de todos los invitados golpeando la cucharita en su vaso. Ofreció todo un monólogo de comedia y totalmente improvisado. Él acabó bastante ebrio y tropezó con una silla. Después de nuestra boda supimos que fue al McDonald’s a por un Big Mac y lo echaron por intentar entrar con una botella de champán de nuestra boda”

Un invitado peculiar

“Antes de mi boda mi futura suegra me preguntó si podía invitar a un nuevo vecino. Yo quería una boda íntima y familiar pero le dije a mi novio que fuera él el que hablara con su madre. Después de insistirle mucho, mi novio cedió a invitar a ese extraño hombre al que nadie conocíamos. No pude conocerlo antes de la boda así que el mismo día de mi enlace mi madre me contó que lo había conocido. Era mi padre, del cual se divorció hacía años. Aún no sé como superaron todo el banquete sentados en la misma mesa”

 

TAGS:

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad