ESTÁS EN:

shares

Mientras muchas parejas piensan en artículos para el hogar, elementos decorativos o electrodomésticos al confeccionar su lista de bodas, Ann Bethune y Eric Wilberg decidieron dedicar la suya a la adopción de su primer hijo.

 

La pareja de Ann Bethune y Eric Wilberg, residentes en Colorado (EE.UU.), deseaba algo por encima de todo lo demás: la adopción de su primer hijo después de su boda. Así que decidieron dedicar su lista de bodas a hacer este sueño realidad.

la adopción de su primer hijo

Solidaridad convertida en historia de amor

Ann y Eric se conocieron durante un acto de recaudación de fondos para el hospital infantil de Colorado, el lugar donde trabaja Ann como enfermera en la UCI de neonatos. Eric, consultor de atención médica, había acudido con un grupo de amigos, y comenzó a hablar con Ann casualmente. Su conversación se hizo interminable, y acabaron quedándose solos. Tras una charla de varias horas, comprendieron que habían tenido una gran conexión, y que cada uno de ellos reunía todas las cualidades que la otra persona estaba buscando en una pareja.

Fue el comienzo de su relación. A partir de entonces hablaron largo y tendido sobre infinidad de cosas, entre ellas su idea de familia, que ambos compartían. En concreto, los dos tenían la misma visión acerca del concepto de adopción, gracias a sus respectivos trabajos relacionados con el cuidado de la salud y combinados con diferentes actividades de voluntariado en las que ambos habían participado.

“Los dos éramos conscientes de la necesidad de proporcionar hogares estables a los niños”, explica Eric. De hecho, Ann tenía muy interiorizado desde la adolescencia el deseo de adoptar un niño.

“Como ambos estábamos asentados en nuestros respectivos trabajos desde hacía más de una década, y habíamos rebasado de sobra los 30 años, contábamos ya con muchas de las cosas que se suelen incluir en las listas de bodas”, añade. “Así que, decidimos dedicar los regalos de nuestros invitados a hacer algo significativo para nuestra futura familia”.

Esto no quiere decir que la pareja no desease tener hijos biológicos. Tratarían de conseguirlo más adelante, pero ambos compartían el deseo de hacer crecer su familia por medio de la adopción.

El gran paso para la adopción de su primer hijo

Ann y Eric habían hablado largamente con sus allegados sobre sus planes de futuro, por eso nadie se sorprendió cuando les explicaron que querían dedicar su lista de bodas al proceso de adopción. De hecho, muchos de los amigos o incluso familiares de la pareja habían adoptado con anterioridad, y apoyaron con gran ilusión sus planes.

El coste total de adoptar un niño en los EE.UU. puede alcanzar los 40.000 € de media, por lo que cualquier aporte a esta causa suele ser tremendamente agradecido.

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad