ESTÁS EN:

shares

La convivencia suele ser el mayor de los problemas de una pareja. Según los expertos en relaciones, existen formas de superar la crisis matrimonial. Recopilamos testimonios reales. 

 

El “felices para siempre” es solo el comienzo de una vida en común que tendrá muchos momentos buenos y alegrías pero también malos. La convivencia suele ser la causa más común de estas crisis matrimoniales. Cuando se pasa mucho tiempo en compañía de la misma persona, se conoce mejor que nadie, con lo que se siente una mayor libertad para decir todo lo que se piensa y, a veces, sin caer en la cuenta, esos comentarios pueden hacerle daño a la otra persona.

Otra de las causas es el distanciamiento de uno de los dos. Con el paso de los años, quizás los intereses comunes cambien o no se sienta la misma atracción que al principio. Si a ello se le suman las discusiones o los desencuentros, la sensación de distanciamiento aumenta y se siente desatención.

He aquí las experiencias reales de algunas mujeres sobre las lecciones que aprendieron después de darse el ‘sí, quiero’ con sus parejas:

Mi esposo y yo somos una pareja multicultural. Nos enamoramos profundamente en un trabajo de verano, nos casamos y tuvimos un hijo. La relación comenzó a estropearse. Ninguno de los dos queríamos romper y decidimos hacer un curso para solucionar nuestros problemas de convivencia . A los 20 días, sentí que volvíamos al buen camino. Posteriormente tomé este concepto y creé yo misma un curso de 30 días llamado LoveSparkMe “, Cathryn.

superar la crisis matrimonial

Nuestro primer gran problema matrimonial fue por los videojuegos. No sabía que le gustaba jugar durante horas y horas hasta después de vivir juntos. La forma en que lo superamos fue disculpándonos por la reacción inicial de ambos “, Larissa.

El dinero fue el motivo de nuestra crisis. Mi marido quería compartir el dinero al completo y para mí resultaba incómodo. Durante meses se sintió herido por mi parte y no dejaba de repetirme que si yo no quería compartir ahorros era porque no le quería 100%. Le dije una y otra vez que yo le amaba pero que necesitaba tener una parte de mis ahorros solo para mí. Finalmente fuimos a un consejero matrimonial que nos ayudó a procesar los sentimientos  y conseguimos llegar a un acuerdo y entendernos. Mantuvimos la mayor parte de nuestro dinero, pero tenía (y tengo) una cuenta que es solo para mí “, Gina.

Superar la crisis matrimonial

La clave, según los expertos en relaciones matrimoniales y psicólogos, está en el diálogo. Es fundamental mantener la calma y la comunicación entre la pareja.

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad