ESTÁS EN:

shares

Referente de la alta costura nacional e internacional y del mundo nupcial, Javier Barroeta cuenta desde 2015 con una magnífica escuela de Alta Costura en Bilbao que puede presumir de ofrecer una formación de calidad y, sobre todo, 100% práctica. En LSC hemos pedido al gran maestro que nos hable del trabajo que desarrolla en su nueva aventura.

 

Además de los centenares de excepcionales diseños que avalan la impresionante trayectoria de Javier Barroeta, los alumnos de su Escuela de Alta Costura se encargan, desde 2015, de dar buena muestra de los enormes conocimientos que comparte con ellos y de su buen hacer. Y es que en este magnífico centro sus alumnos aprenden las técnicas necesarias para destacar en las diferentes disciplinas del mundo de la moda, entre ellas el universo nupcial. El maestro nos lo explica.

Entrevista a Javier Barroeta

Foto: Javier Barroeta

LSC – ¿Cómo surge la idea de crear una Escuela de Alta Costura de España?

Javier Barroeta – La idea de crear esta escuela surgió al comprobar lo poco formados en lo que respecta a construcción y a elaboración de prendas que venían los alumnos en prácticas. Nuestro objetivo primordial fue ofrecerles una formación que eliminase esas carencias, conseguir alumnos bien preparados y altamente cualificados para los maravillosos retos que les va a deparar el mundo de la moda.

LSC- ¿Podrías describir el trabajo que hacéis en la escuela? Cómo se organiza, a grandes rasgos, el plan de estudios, qué materias ven los alumnos, qué conocimientos adquieren que no pueden adquirir en otro lugar…

Javier Barroeta – En todos los cursos que ofertamos apostamos por que el alumno tenga la más completa preparación, de forma que cuando acabe su formación sea autosuficiente y cuente con unos conocimientos muy amplios que le permitan hacer prácticas en empresas de primera línea y establecer sus propias metas profesionales en el mundo de la moda.
Para lograr esto, al alumno se le prepara en diferentes campos formativos: ilustración y técnicas plásticas de diseño, patronaje y modelaje; análisis de tendencias y estilismo; análisis textiles; técnicas de confección, tanto de sastrería como de fantasía, como se hace en todas las casas de alta costura partiendo de una inspiración y unas referencias.
En la sastrería se trabaja de una manera totalmente artesanal, cuidando todo lujo de detalles. Por ejemplo, nuestros alumnos aprenden a hacer ojales a mano, picado de solapa, etc. En cuanto a la fantasía, hacemos mucho hincapié en los trajes de novia e invitada. Nuestro objetivo es enseñarles a confeccionar auténticas obras de arte, y para ello tienen que ser capaces de construir los diseños desde sus bases y hasta el final a través de medios artesanales, que son los que permiten obtener unos resultados exquisitos.

LSC – ¿Qué repercusión está teniendo su escuela o puede llegar a tener en el mundo nupcial?

Javier Barroeta – Podemos presumir de ser de las pocas escuelas que impartimos alta costura especializada en diferentes campos, como es el mundo de las novias. El trabajo en el mundo nupcial tiene que ser totalmente personalizado, ya que está regido por ciertas necesidades del momento: lugar de la boda, tipo de boda, horario de la boda, tipo de temporada, tipo de ceremonia… Y es por este motivo por el que atraemos a un gran número de alumnos, tanto a nivel nacional como internacional. Llegan a nosotros con el objetivo de formarse en el universo nupcial, tan espléndido y majestuoso, porque, además de apasionarles, ven una salida laboral y profesional en este campo.

LSC -¿Cómo resumiría estos 4 años de rodaje de la escuela?
Javier Barroeta – La verdad es que ha sido una experiencia muy satisfactoria y enriquecedora para los alumnos y para mí. El mundo de la alta costura está muy solicitado tanto a nivel nacional como internacional, y es primordial que el alumno tenga una formación completa en todos los campos que lo rodean. La alta costura es un laboratorio de ideas que está en constante evolución, muy comprometido con el desarrollo tanto de ideas y conceptos como de nuevas técnicas adaptadas al mundo del diseño y a todo lo que le rodea, siempre respetando todo lo relacionado con el medio ambiente.

LSC – ¿Están cumpliendo los objetivos en cuanto a preparación de los alumnos que han pasado por su escuela?

Javier Barroeta – Sí, así es. Aunque se trata de una escuela nueva, algunos de nuestros alumnos han abierto ya sus propias casas de costura, tanto a nivel nacional como a nivel internacional. Además, algunos estudiantes recientemente graduados han tenido la posibilidad de trabajar en teatros como el Young Vic, aportando sus conocimientos al vestuario escénico. También hemos tenido alumnos en prácticas en empresas del nivel de Lorenzo Caprile, Santos Costura, Juan Vidal, Sophie et Voilá o Alicia Rueda con exitosos resultados.
Por eso estamos muy ilusionados con la escuela y deseamos que todos los posibles alumnos encuentren en ella el sitio ideal para formarse. Estaremos encantados de atenderles personalmente.

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad