ESTÁS EN:

shares

La planificación de la boda implica muchas cosas que hay que tener en cuenta y que generan estrés. LSC te da los consejos para que evites preocupaciones y errores innecesarios. Estas son las cosas que no debes hacer tras comprometerte. ¡Toma nota! 

 

Todo cambia tras el momento de la pedida. La emoción, los nervios y el comienzo de la planificación generará un estrés que hasta ahora desconocías. Además, tus familiares y tus amigos más cercanos, te darán la brasa con sus consejos y opiniones sobre cómo organizar tu boda. Habrá días que prefieras no haber dado el paso pero tranquila, porque les pasa a todas las novias del planeta.

Aunque siempre es bueno contar con la ayuda de los que más te quieren, no siempre es lo más acertado. Es mucho mejor seguir los consejos de profesionales expertos, wedding planners, que sepan bien qué es lo mejor según el presupuesto, las preferencias y los gustos.

Si tu estás en plena planificación de tu boda y te sientes identificada con todo lo escrito anteriormente, estas son las cosas que NO DEBES hacer tras comprometerte:

1. Asentir a todo y dejar de lado tu personalidad. Aunque estés saturada y sientas que no eres capaz, debes mantener la calma. Organizar una boda implica mucho y está bien contar con la ayuda de profesionales y con la opinión de la familia y amigos, pero siempre debes elegir tú (y tu pareja), os casáis vosotros y la última palabra es vuestra. No digas que sí a nada que no te convenza del todo.

2. Comenzar con la planificación antes de tiempo. Siempre es aconsejable comenzar con tiempo para que minimizar la sensación de estrés y los impedimentos de última hora pero tampoco hay que exagerar. Lo normal es empezar entorno a los 10 meses previos de la celebración.

cosas que no debes hacer tras comprometerte

Pinterest

3. Invitar a todo el mundo. Está claro que una boda es símbolo de alegría, de emoción… Pero debes controlar esa emoción porque no puede invitar a todo el mundo. Y menos sin saber aún con qué presupuesto contáis, tú y tu pareja, para ello. Comienza por decirle a tus más allegados y cuando sepas qué os podéis permitir, continúa con las invitaciones.

4. Obsesión por el día B. Sí. Tú te casas, pero tendrás amigas, compañeras de trabajo y familiares que no. No trates de hablar todo el tiempo sobre la boda. Hay momentos en los que es mucho mejor desconectar.

5. Tomar decisiones sin pensar.  Aunque sientas que no hay tiempo y que debes tomar decisiones, sí lo hay. Tómate tu tiempo para decidir. No es necesario correr. A veces se gana tiempo eligiendo bien y lento que rápido y mal.

 

 

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad