ESTÁS EN:

shares

La mañana de la boda es uno de los momentos de más nervios para las novias. Las mimosas están bien, pero te traemos las mejores opciones para tener una mañana de boda “tranquila”.

 

Todas las novias se involucran muchísimo en los preparativos de su boda. Durante eses meses todo gira en torno al gran día y su estado de ánimo depende de cómo vayan saliendo las cosas. Según se acerca el día aparece una nueva preocupación: ¿y si algo sale mal?

La mañana de la boda es, probablemente, el momento de más nervios para la novia, que además del miedo a que algo no salga como está planeado, se le suma la preocupación de no disfrutar del día. Toda novia debería vivir su gran día como si fuera único, como uno de los mejores días de su vida y para ello, es fundamental que consiga relajarse.

5 formas de relajarse la mañana de la boda

Ha sonado el despertador, te has tomado un buen desayuno y dado un baño. Tus damas de honor, mejores amigas o las mujeres más importantes, aquellas que te acompañarán muy de cerca en tu gran día, comienzan a llegar para ayudarte a vestirte… ¡y tú sientes que los nervios van a acabar contigo! Te damos 5 consejos (fundamentales) para que los nervios de la mañana de la boda desaparezcan.

  1. Pide a una persona de confianza que coordine tu día

O bien contrata a un coordinador. Como sea, pero ten cerca de una persona responsable y de tu confianza que sea capaz de coordinar todo el día. Una boda es caótica, son muchas las “etapas”, desde asegurarse que todos los proveedores estarán en el momento exacto en el lugar indicado hasta el maquillaje, vestido, momento del baile, etc. Contar con una persona que controle todo esto te sentirás más tranquila y relajada y te permitirá disfrutar del día de tu boda sin presiones.

  1. Céntrate en el presente

Cuando algo nos importa el miedo a que se estropee se apodera de nosotros. Esto es algo que les sucede a muchas novias y pasan la mañana de la boda haciéndose preguntas como: “¿y si empieza a llover?”, ¿qué pasa si tropiezo de camino al altar?”, etc. Estas dudas (sin ningún fundamento) para lo único que servirán es para que los nervios se multipliquen. Céntrate en el ahora, en lo que va pasando cada minuto y en que tu mente recuerde cada momento del gran día. El presente es lo único que importa.

  1. Haz que tu mañana sea de lo más divertida

Desde el mismo instante en el que suene el despertador, procura que todo sea diversión. Desayuna con vídeos divertidos de YouTube, pon canciones divertidas a todo volumen o un capítulo de una serie divertida, como por ejemplo, Friends.

  1. Respira hondo

Dedica unos minutos a respirar hondo. Antes de salir de la cama, inhala y exhala lentamente, contando hasta 10. Es algo que puedes hacer cada vez que sientas que los nervios se apoderan de ti. En la silla de maquillaje, de camino al lugar de la ceremonia, etc.

  1. Hidrátate y no olvides comer

Comienza tu día con alimentos saludables y que te llenen de energía. Además, bebe mucha agua para estar hidratada. Prepárate un buen desayuno con huevo duro, pavo y almendras. Aunque no hayas dormido mucho esa noche, evita al máximo la cafeína, ya que solo aumentará tus pulsaciones. Sustituye el café o el té por un zumo de frutas y muchos vasos de agua.

 

cómo relajarse la mañana de la boda

Crea tu infografía de línea del tiempo en Vennnage

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad