ESTÁS EN:

shares

Son muchos los padres, los que ayudan económicamente a sus hijos, para que pagar su boda no les suponga un esfuerzo tan grande. Pero, ¿y si están divorciados?

 

A la hora de casarse, tener padres divorciados puede suponer todo un reto. Cómo sentarles en la mesa presidencial, invitar a sus parejas actuales, e incluso, cómo pagar la boda. Si sabes que tus padres te querrían ayudar con el presupuesto de tu boda, pero al estar divorciados y no poseer ya una cuenta en común, te resulta bastante más complicado, te ayudamos. ¡Toma nota!

¿Cómo abordar el tema?

Comienza la conversación siento todo lo sincera y honesta que puedas. El de vital importancia ser lo más clara posible a la hora de tratar un tema tan complicado y comprometido como es este, y más, si son personas cercanas e importantes. Tus padres sabrán diferenciar y apartar los problemas entre ellos, al fin y al cabo, se trata de la boda de sus hijos por lo que entenderán que el divorcio no es culpa suya ni nada que tenga que ver en este tema. Se centrarán en hacer a su hijo lo más feliz posible.

Una vez tengas clara estas cosas, se sincero con cada uno de tus padres, de forma individual. Cuéntales sobre tus planes e ideas para la boda, de manera amable y cercana. Una vez esté clara esa información, coméntales la ayuda económica que necesitas para tu gran día y las tareas en las que podrán echarte una mano. Dejando siempre claro en qué parte necesitas a cada uno, de manera que no de lugar a dudas o peleas posteriores.

¿Cómo decidir quién paga por qué?

Lo ideal sería que los padres pudiesen hablar entre ellos para llegar a un acuerdo pero, lamentablemente, no siempre es así. En tal caso, que cada uno te diga en qué puede ayudarte y después, ajusta el presupuesto de acuerdo a sus posibilidades.

cómo deben pagar la boda los padres divorciados

The Big Wedding

¿Deben los padres contribuir con la misma cantidad?

La cantidad que aporte cada uno dependerá de su situación. Si entre ellos no se pueden comunicar, entonces, deberás ser tú la que, de acuerdo a sus capacidades, veas en qué puede contribuir cada uno y con cuanto quieren ayudarte.

El padre que más aporte, ¿tendrá más beneficios y capacidad de decisión?

La cantidad de dinero o ayuda que aporte cada uno, no se traduce en mayor capacidad de decisión sobre tu gran día. Al fin y al cabo, quien se casa eres tú y ellos te ayudan voluntariamente y porque quieren. De esta forma, tampoco tendrá derecho a llevar más invitados. Los asistentes a la boda son tema tuyo y de tu pareja y la división de invitados se intenta hacer lo más equitativamente posible.

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad