ESTÁS EN:

shares

La Navidad está a la vuelta de la esquina (¡literalmente!) y tu marido y tú estáis deseando celebrar vuestras primeras Navidades como recién casados: decorar la casa juntos, pasear por el centro para ver las luces Navideñas… Pero no todo es de color de rosa. Por primera vez ambos tenéis que enfrentaros a la primera prueba de fuego del matrimonio: las primeras Navidades con vuestras respectivas familias políticas. ¿Las superareis con éxito?

primeras navidades con tu nueva familia política

Foto: Pinterest

Supera con éxito las primeras Navidades con su familia

Tu pareja y tú lleváis ya muchos años casados y ya has compartido muchos momentos con sus seres queridos. Sabes de que pie cojean sus familiares, conoces sus manías y sus costumbres. Si te llevas a las mil maravillas con sus familiares, quizá deberías dejar de leer aquí. Si lo que sientes es miedo, pavor, inseguridad, expectación o dudas ante tu primera experiencia de este tipo, estás en el lugar adecuado.

Es tu debut en sus fiestas Navideñas. Para ellos, eres “la nueva”, que por primera vez se incorpora a su cena o comida de Navidad. Por eso, sea como sea tu relación con su familia, te toca poner todo de tu parte para que todo salga a pedir de boca en un acontecimiento tan importante.

Antes de nada queremos advertirte de algo: si no aguantas a tus suegros (o si son ellos los que no te tragan), poco se puede hacer al respecto. Eso sí, existen ciertos truquillos que os ayudarán a todos a suavizar las tensiones y a evitar ciertos conflictos. Atenta:

Primer mandamiento: siéntate al lado de tu marido. ¿Y al otro lado? Elige al miembro de su familia con el que más relación tengas o con el que mejor compagines.

primeras navidades con tu nueva familia política

Foto: Pinterest

Evitad temas que generen discordia: véase, temas políticos, religiosos o ideológicos en general.  Este tipo de conversaciones suelen conducir a discusiones o momentos tensos. En caso de que surja un tema de este tipo, trata de mantenerte neutral o dar tu opinión de manera calmada y respetuosa.

El alcohol es un arma de doble filo: si crees que te va a costar integrarte, igual no es mala idea que te tomes unas copitas de vino. Por otro lado, el alcohol puede soltarnos demasiado la lengua o hacer que hagamos el ridículo. Bebe pero con control.

Tema regalos: deja que sea él quien elija el regalo para sus familiares. Ante la duda, los regalos de tipo gastronómico como por ejemplo, un buen vino, suelen ser un acierto seguro. Si vas a cenar a casa de sus padres, no te olvides de llevarles un detalle. Otra idea es que te ofrezcas a preparar algo de la cena: puedes llevar los entrantes o preparar un postre. ¡Les encantará!

primeras navidades con tu nueva familia política

Foto: Pinterest

Halaga a tu suegra: que “que guapa vas”, que “que rica está la comida. Dame la receta”… En fin, que la regales los oídos. Eso sí, no te pases o ella lo sentirá como forzado.

Acepta las críticas: si os ha tocado a vosotros ser los anfitriones y tus suegros son criticones… ármate de paciencia. Criticaran desde la elección del menú hasta la decoración. Trata de no tomarte las críticas a lo personal y tómatelas con naturalidad.

 

 

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad