ESTÁS EN:

shares

Para muchos recién casados, la noche de bodas no acaba siendo lo que creían. Esa noche glamurosa llena de champán y sexo increíble se transforma, en la mayoría de ocasiones, en una noche de resaca con comida rápida. 

 

Así pasaron los lectores del Huffington Post su noche de bodas

1.Me senté en el suelo de la sala de estar con mi marido y mis dos damas de honor a comer Taco Bell antes de acostarnos. Una vez en la cama, terminé levantándome para vomitar.

2.Mi marido se durmió vestido (con zapatos incluidos) unos dos minutos después de entrar a la habitación. Mi madre compartió habitación con nosotros, así que pase la mayor parte de mi noche de bodas despierta mirando el móvil y Netflix porque los oía ronca a mi lado.

3.Había un ratón en nuestra cabaña. Cada vez que mi marido le escuchaba correr por la noche, saltaba de la cama para ir tras él. En vez de estar conmigo, pasó la noche de bodas con su amiguito.

4.Mi marido y yo pasamos toda la noche jugando a Pokemon Go. Acababa de salir y estábamos viciados. Luego nos acostamos en la cama y estuvimos hablando durante horas. No nos molestamos en manterner relaciones sexuales, esperamos hasta el día siguiente.

5.Esa noche dormí en la cama con nuestro bebé de 4 meses porque todavía estaba dandole el pecho. Mi marido durmió en otro cama del motel.

6.Fuimos a cantar karaoke a un bar de lesbiana vestidos de novios. Después fuimos al hotel y a mi marido se le ocurrió coger café con la mala suerte decaérsele encima nuestra.

7.Cenamos con nuestros padres en nuestro restaurante favorito, luego regresamos a casa para beber vino y ver el final de la temporada de nuestra serie favorita.. Ah, y luego jugamos con videojuegos.

noche de bodas

8.Yo estaba tan sudoroso y asqueroso de bailar toda la celebración que le dije a mi mujer que tenía que ducharme antes de hacer nada. Alrededor de las 2 de la mañana me moría de hambre (porque nadie deja que la novia y el novio coman, todos quieren hacerse fotos y darles sus felicitaciones). Así que mi marido y yo fuimos a una pizzeria justo bajando la calle de nuestro hotel, y comimos mientras veíamos una película.

9.Nos olvidamos totalmente de comer en nuestra boda. Un amigo de mi madre encargó que nos subieran un plato lleno de pastel de boda antes de irnos. Esa noche, nos sentamos en el jacuzzi en nuestra habitación y comimos pastel antes de … bueno, ya sabes.

10.Salimos a bailar con amigos y regresamos a casa a las 3 de la mañana muriendo de hambre. Pasamos nuestra noche comiendo comida basura sin pasar. El momento sexy lo dejamos para la mañana siguiente.

11.Algo nos sentó mal el día de nuestra boda. Mi marido tenía un intenso dolor de cabeza. Fuimos al hotel después de la fiesta y dormimos. Bueno, no dormí mucho porque estaba vomitando.

12. Nos casamos en una capilla en nuestro campus universitario un miércoles por la noche y después nos fuimos a nuestro dormitorio y vimos ‘La Princesa Bride’ hasta que nos desmayamos. Tuve que hacer un examen de teoría musical la mañana siguiente.

13.Mi marido me ayudó a quitarme el vestido y todas las horquillas del pelo y nos pusimos el pijama. Tomamos champán con galletas y al día siguiente nos fuimos a trabajar.

14. Mi marido y yo nos olvidamos de los condones, así que fuimos a la farmacia a comprar. (No me quité el vestido de novia).

15. Paramos en McDonalds y compramos un montón de hamburguesas.

16.Bebimos champán, comimos los chocolates que regalábamos a los invitados, y abrimos todas nuestras tarjetas y regalos mientras descansábamos en nuestra suite nupcial en ropa interior.

17.Él me llevó a nuestra habitación de hotel en brazos, entonces empecé a gritarle a él para que me quitara el vestido porque tenía que hacer pis y había estado aguantándome la mayor parte del día. Entonces le hice cerrar los ojos porque no quería que me viera con esas pintas.

18.Me alojé en el hotel mientras mi marido corrió a casa a pasear el perro. Nos costó dios y ayuda conseguir una niñera para nuestro hijo de 4 meses y fue imposible conseguirla para el perro. Luego volvió, tomamos una siesta, y pedimos servicio de habitaciones- una hamburguesa de madrugada nos supo riquísima.

19.Después de la fiesta fuimos a un hotel cerca del aeropuerto para pasar cuatro horas (sólo cuatro horas) antes de tomar nuestro vuelo. Sacamos las 9.000 horquillas de mi pelo, y después intenté dormir.

20. Estábamos tan cansados del día que decidimos darnos un baño en la bañera gigante del hotel. Como tardaba una eternidad en llenarse, nos sentamos mientras esperábamos y abríamos las tarjetas y regalos. Lo siguiente que sé es que nos espertamos en la bañera que rebosaba de agua con el cuarto de baño totalmente inundado. ¡Nos habíamos quedado dormidos!

21.Después de cambiarnos de ropa, llamamos a mi hermana menor (una de mis damas de honor) para venir a pasar el rato con nosotros en nuestra habitación. Terminamos pidiendo pizza con ella y cotilleando acerca de varias cosas que ocurrieron ese día. No fue una tradicional noche de bodas, especialmente porque lo pasamos con mi hermana, pero mi marido y yo no lo hubiéramos hecho de otra manera. ¡Estábamos MUY cansados para hacer otra cosa!

 

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad