ESTÁS EN:

shares

Con el verano todo cambia: el pelo se aclara, la piel se oscurece, cambiamos horarios, comemos otras cosas… Y, claro, también cambiamos nuestros gustos sexuales. Por eso, os presentamos el aquasutra: las mejores posturas en el agua, para que todas tus fantasías sexuales se hagan realidad. 

Recuerda ese momento en el que tu pareja y tú estáis en la cama una noche de verano. Os besáis y de repente, empieza todo. El sexo seguro que es bueno, pero no es lo único que vas a sentir. Ni una brisa de aire, el pelo pegajoso, la boca seca y los poros bien abiertos. La buena noticia es que vas a quemar muchas calorías. La mala es que vas a tener que dormir en el suelo de lo mojadas que van a estar las sábanas. Pues tenemos la solución: el aquasutra.

Aquasutra: el sexo bajo el agua

¿Quieres saber cuáles son las mejores posturas para practicar el aquasutra?

– El caballito de mar. Lo único que necesitas es un sitio en el que el nivel del agua sea bajo por lo que una bañera e, incluso, una piscina en la zona en la que no cubra es perfecto. El hombre debe recostarse y flexionar ligeramente sus rodillas, mientras que la mujer, de espaldas a él, se coloca encima reclinada y apoyando su cuerpo sobre las piernas de él. Si eres de las que les gusta tener el control total de la velocidad, esta postura es perfecta para ti.

– El abrazo:  Esta es una postura ideal para ponerla en práctica en la playa. Para realizarla, el hombre coge en brazos a la mujer, quien antes de iniciar la penetración entrelaza sus piernas alrededor de la cadera de su pareja. Una versión incluso más placentera, debido a que ofrece una penetración más profunda, es que la mujer coloque sus piernas por encima de los hombros del hombre. Esta postura es perfecta porque debajo del agua pesamos muy poco.

 

aquasutra– Escalera de placer: Necesitamos una escalera en la que la mujer se siente al borde de uno de los escalones de la piscina y de espalda a la escalera, y se reclina hacia atrás. El hombre, por su parte, se coloca de pie frente a ella para iniciar la penetración. Esta vez es él quien tiene el control del movimiento.

– La colchoneta del placer. Para probarla es necesario que el hombre se suba a una colchoneta boca arriba con las piernas ligeramente abiertas, mientras que la mujer puede sentarse sobre él, de frente, con una pierna a cada lado de la colchoneta. Sin duda, es la postura más complicada pero, cuando encuentres el equilibrio, nos lo vas a agradecer.

¿Estás preparada para descubrir una nueva manera de entender el sexo?

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad