ESTÁS EN:

shares

Desde Sarah Jessica Parker, que se ha arrepentido cientos de veces por vestir de negro en su boda, hasta la más mortal de las mortales, la mayoría de novias se arrepienten de muchas cosas que podrían haber hecho de otra forma en sus bodas. Te contamos algunas de las más recurrentes.

Mi madre siempre me ha dicho cuantísimo se arrepiente del vestido de novia que lució en su boda (fue en los 80, ósea que os podéis hacer una idea… Mangas abullonadas, hombreras XXL y un sinfín de garrafales errores estílisticos). Si pudiera volver atrás, estoy segura de que ella elegiría otro vestido. Como ella, muchas novias han dado testimonio de “aquellas cosas que harían de otra manera si pudiesen volver atrás”.

Hoy, en LSC, hacemos un repaso de las mejores. ¿Te sientes identificada con alguna?

1. Estresarse demasiado con la preparación de la boda. Muchas novias (y novios) sufren nervios, ansiedad y estrés con la organización de su boda. Es cierto que las bodas suponen un sinfín de preparativos y que lógico que tengamos los nervios a flor de piel. Eso sí, es importante organizarnos bien y con tiempo para preparar todo con calma. Otro punto a tener en cuenta es el presupuesto: no organicéis una boda por encima de vuestras posibilidades, pues os dará muchos quebraderos de cabeza y no os sentiréis felices durante el proceso.

2. Organizar la despedida de soltera la noche antes de la boda. Os lo decimos muchas veces, la noche antes de la boda es para descansar (en la medida de lo que nuestros nervios nos dejen). No bebas ni salgas la noche antes, o te arrepentirás (y mucho) durante la boda.

3. Invertir demasiado poco en el fotógrafo y/o videógrafo. Las fotos de vuestra boda serán un recuerdo imborrable y precioso. Muchos novios se arrepienten (a toro pasado) de haber invertido demasiado poco dinero en el fotógrafo. Nuestro consejo es que reduzcáis el presupuesto en otros puntos y detalles, pero que vuestras fotos sean profesionales, y sobre todo, capten la esencia y las emociones de la boda.

4. Comer demasiado (o demasiado poco) durante la celebración. Muchas novias nos cuentan que se arrepienten de no haber probado bocado del catering de su boda y otras afirman lo contrario: invirtieron demasiado tiempo comiendo y no tanto en pasearse por las mesas y charlar con la gente. ¿Nuestro consejo? ¡Encuentra el punto medio!

5. Elegir un vestido “erróneo”. Como os contaba al principio, muchas novias se arrepienten del vestido que eligieron para su boda. Las claves para no equivocarse con el look de novia son: no dejarse influenciar por los demás a la hora de elegirlo, guiarnos por nuestro instinto y gusto, y, elegir un vestido acorde a nuestra personalidad, con el que nos sintamos cómodas y guapas. Así de fácil.

6.  La elección de los testigos o damas de honor. Aunque equivocarse con esta elección no es lo habitual, muchas veces elegimos a nuestros testigos en función de ciertas características (si son divertidos, optimistas, etc.) pero no podemos dejar de tener en cuenta que, nuestros testigos han de ser también personas responsables, maduras, y, con ganas y espíritu de involucrarse y ayudarnos al 100%.

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad