ESTÁS EN:

shares

Recopilamos algunos testimonios de fotógrafos de bodas en los que cuentan experiencias propias sobre la crisis de pareja y los posibles divorcios que ya se aprecian en el día de la boda. ¡Te sorprenderá!

 

Los fotógrafos de bodas pasan mucho tiempo pasan tanto tiempo con los novios que llega a conocerlos en profundidad. Desde la primera reunión en la que presentan sus portfolios hasta la sesión de fotos y la boda.

Durante todo ese proceso intercambian impresiones, ideas sobre las imágenes que quieren, el álbum, posibles vídeos… Por eso, entre otras cosas, tienen muy buen ojo para captar diferentes señales que delatan las flaquezas de una relación. Recopilamos cinco indicios de divorcio según la experiencia de estos profesionales publicado por ‘HuffPost’ :

1.Su química parece muy forzada.Es mala señal cuando estoy fotografiando a una pareja y uno de los miembros compensa en exceso la falta de interés de la otra persona. Quizás han revisado por Internet cientos de fotos de bodas y quieren que sus fotos sean exactamente igual que sus tableros de Pinterest. Por desgracia, no han tenido en cuenta la dinámica de su relación. A veces simplemente les falta la química natural y la conexión emocional. Demasiado a menudo, su interés se centra en hacerse una foto perfecta para compartirla en las redes sociales. Están menos interesados en dejar que el fotógrafo capture el amor que surge de forma natural. Es duro ver parejas tan desconectadas entre sí“. Gretchen Wakeman, fotógrafa de bodas.

2. No pasan casi tiempo juntos durante el banquete de la boda. “Tras la ceremonia, a muchas parejas les entusiasma el cóctel y lo que viene después. El estrés del día ya ha quedado atrás y es hora de divertirse y relajarse. Las parejas se suelen pasar la noche saludando a sus invitados, bailando y celebrando su nueva condición de casados. Cuando una pareja va por separado a hablar con los invitados o dejan solo al otro miembro en la pista de baile durante horas, es preocupante. si he fotografiado el banquete entero y solo tengo un puñado de fotos de los novios juntos, es muy mala señal”, continúa Gretchen Wakerman.

fotógrafos de bodas

3. Discuten durante la sesión de fotos. “He fotografiado más de 1000 bodas a lo largo de mi carrera y ahora sé cuando veo a una pareja peleándose o discutiendo durante el día que solo va a empeorar y que muy probablemente acabará en divorcio. Algunas parejas dicen que solo están bromeando, pero suele haber algo de verdad tras cada pulla o broma. El peor caso que he visto fue una novia diciéndole a mi equipo que no iba a besar más al novio“. Rob Greer.

4. Los invitados no muestran interés.Es una mala señal cuando hay discusiones y dramas entre los asistentes. Un ejemplo fue que, camino a una boda, 10 minutos antes de llegar, mi equipo recibió una llamada. Era la novia para decirnos que la boda se había cancelado. Estaba amargada y nos decía que no estaba bien, que sus invitados no paraban de discutir. Comentó que el padrino se había acostado con una de las damas de honor, que estaba casada. Hubo bronca entre los hombres y fue una situación completamente caótica“. Matt Adcock, cofundador de De Sol Photography.

5. Uno de ellos no muestra ningún tipo de interés en las fotos. “No a todo el mundo le interesan las fotografías pero se hace un esfuerzo por el día y el momento. Me ha ocurrido que alguno de los dos se niegue a posar para las fotos y ha hecho de mi jornada de trabajo un desastre. Algunos se han divorciado después de la boda“. Rob Greer.

 

 

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad