ESTÁS EN:

shares

Hoy hacemos homenaje a aquellas mujeres que rompen las reglas. Esas que, en vez de esperar a que suceda, hacen que suceda. 5 mujeres reales cuentan como propusieron matrimonio a sus parejas. ¡Atenta!

 

Cuando pensamos en una propuesta de matrimonio, a todas se nos viene a la cabeza la típica escena de un hombre que pide la mano a una mujer de la forma más romántica posible. Pero, los tiempos están cambiando. Cada vez son más las mujeres que están decidiendo tomar las riendas de su vida, proponiendo matrimonio a su pareja.

Para rendir homenaje a todas estas valientes que se atreven a romper las tradiciones establecidas, hemos recopilado 5 historias reales de mujeres que decidieron pronunciar la pregunta más esperada: “¿Quieres casarte conmigo?” ¡Sigue leyendo!

5 mujeres que propusieron matrimonio

1. “Pregunté a mi marido si quería casarse conmigo. Él es tímido, tranquilo y, después de 4 años viviendo juntos, él me metió en una situación un poco vergonzosa. Su reacción fue perfecta. En ese momento decidí que no lo dejaría escapar, así que le pedí que se casara conmigo. Contestó: “Por supuesto”. No “Sí”, sólo un simple “Por supuesto”. Ya llevamos 19 años casados”. 

Matrimonio

Pinterest

2. “Le propuse matrimonio a mi marido. Él adora hacer bromas, así que hablé con sus compañeros de trabajo y ellos le llamaron fingiendo que su proyecto estaba ardiendo en llamas (él es ingeniero). Rápidamente cogió su coche y fue a ver su proyecto. Allí se encontró con un conjunto de cables que ponía: ‘¿Quieres casarte conmigo?’. Muy confuso se rio y contestó sí”.

3. “Él acababa de salir de un miserable turno de 12 horas y llegó a casa a las dos de la mañana. Tenía las velas encendidas, la cena hecha, y había creado una caja que tenía todas las bendiciones de cada uno en su familia. Fue entonces cuando le di el anillo de pedida. Estaba emocionado y no se explicaba lo que estaba pasando… Pero, dijo sí”. 

Matrimonio

Pinterest

4. “Ella me lo propuso mientras estábamos de vacaciones en Canadá. Un día cenando, pidió a la camarera que me trajera un postre y un vaso de champagne. Dentro de él, había un anillo. Después de 7 años casados, sigue pareciéndome raro que me lo pidiese ella y no yo”.

5. “Se lo propuse una noche. Pero ya se lo había preguntado meses antes, pero sin anillo. Aunque yo no quería, simplemente, entregarle un anillo. Así que corté corazones de papel, escribí canciones sobre ellos e hice una guirnalda de la que colgaba el anillo. Se emocionó mucho y, obviamente, dijo sí”.  

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad