ESTÁS EN:

shares
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, media: 4,80 fuera de 5)
Loading... Noviembre de 2018

 

Así fue nuestra boda el 18 de Noviembre de 2018

Dos años después de conocernos nos dimos el sí quiero para toda la vida.

Todo comenzó como una aventura en la que los dos teníamos claro que nos habíamos metido de lleno y para siempre. Así, un 18 de Noviembre de 2017, nos casamos en la sierra noroeste de Madrid, en Collado Mediano. Rodeados de muchísima familia y amigos que llegaban bajo un sol azul que nos acompañaba, felices y con ganas de acompañarnos desde ese momento en adelante. Tras una ceremonia preciosa en la que participaron amigos y familiares nos dirigimos a la Finca El Tomillar, de Cortés de Moraga. Donde, sin pensarlo dos veces, decidimos hacer la celebración y hacerla nuestra casa. No hay nada como dejar en manos de personas tan competentes un día tan importante en el que me olvidé de mi condición de Wedding Planner y me convertí en una de esas novias con las que trabajamos.
Felices comimos, felices bailamos, reímos, abrazamos, felices nos emocionamos, cantamos y felices nos sentimos desde entonces. Las fotos hablan por sí solas.

Vestido: Laura Monge Atelier, llegué a su atelier con mil ideas, mil diseños que desarrollar y Laura le dio un cambio total a mi idea inicial creando este vestido e Chantilly, terciopelo y crepe que me encantó.
Zapatos Jorge Larrañaga, cómodos… de los que no te quitas para bailar… porque si te pones te pones y quitarse los zapatos es de tramposos!
Tocados: M de Paulet. Llevaba un tocado en pa parte posterior para la ceremonia y celebración que a la hora del baile dio paso a una preciosa diadema de plumas.
Mantilla heredada de mi hermana mayor que pasará en poco más de un año a llevarla mi hermana pequeña.
Sólo llevaba dos joyas, el anillo de pedida, diseño de Ignacio y unos preciosos pendientes de Yanes que fueron el regalo de mi pedida de mano.
La fotos, el equipazo de Instantánea y Toma primera, fueron los encargados de colarse en mi casa para quedarse y dentro de unos años volver a ver todas las fotos (aunque reconozco que todavía las veo una y otra vez).
Catering Cortés de Moraga, ALUCINANTE, no sólo lo riquísimo que está sino también la presentación y el mimo que ponen a cada cosa que hacen.

El ramo lo hizo Daniela, de Dilo con una Flor. Era preservado y acabó en manos de mi hermana pequeña. Aviso, el ramo hace efecto y se prometió con su novio 3 semanas después de recibirlo! Ojo a quien se lo dais!

De los vestidos de arras se encargó Marta Ussia que diseñó unos vestidos que hacían a mis niños los más comestibles del lugar.

Siendo wedding planner en Los Sueños de Julieta conté con un equipo buenísimo de proveedores que me ayudaron a disfrutar de día y consiguieron todos exactamente lo que buscaba.

Lo mejor de la boda fue: Sin duda, el estado de felicidad en el que no sólo estábamos nosotros sino todo aquel que nos acompañaba ese día. Se notaba. La boda no se puede resumir sólo en las 12 horas que dura, sino en el camino que hace que llegues hasta allí… Cada llamada para ver que tal vais, cada gesto de ayuda, cada momento de nervios de tu familia o amigos… Todo eso es lo mejor que nos quedamos.

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad