ESTÁS EN:

shares

Elegir los zapatos que completen tu look de novia no es tarea sencilla. Probablemente tengas una idea preconcebida, un diseño, un color, pero hay factores más importantes que te ayudarán a dar con el par de compañeros perfectos.

 

Es cierto que la mayoría de los vestidos de novia ocultan los zapatos durante buena parte del día. Sin embargo, hay momentos en los que pueden convertirse en protagonistas absolutos: cuando la novia los deja a la vista para subir las escaleras que conducen al altar, durante el baile nupcial, al tomar asiento… Por eso, y porque son un elemento determinante del estilo de toda novia y de toda mujer, deberás ser especialmente cuidadosa a la hora de elegir los zapatos que te acompañen en tu gran día.

elegir los zapatos

Foto: Cruz Campa

5 consejos para elegir los zapatos de tu boda

1. No mires zapatos hasta que tengas vestido
El principal protagonista de tu outfit bridal será tu vestido, por eso solo deberás pensar en elegir los zapatos cuando lo hayas comprado. De esta manera darás con los complementos, no solo con los zapatos, que mejor le vayan. Imagina que has decidido calzar un zapato blanco. Su tonalidad deberá ser exacta a la del vestido para que quede bien. O que, pese a tu idea inicial de comprar un vestido clásico, te enamoras de un modelo con cierto aire boho. Desde luego, no le irá el mismo estilo de calzado.

2. Comodidad por encima de todo
Los tacones estilizan. Cierto. También dan un aire sofisticado y elegante. No siempre. Esto solo sucede cuando, quien los calza, sabe andar con ellos y se siente segura, sin temor a tropezar. El día de tu boda estarás muchas horas de pie, por eso la comodidad debe ser tu prioridad a la hora de elegir tus zapatos. Por muy bonito que sea un modelo, si no te resulta confortable, es mejor descartarlo. Si no estás habituada a llevar tacones habitualmente, no te obsesiones con comprar unos zapatos con varios centímetros de altura. Un tacón medio, uno casi inexistente o incluso unos zapatos planos, especialmente si eres alta, son buenas opciones también.

3. Piensa en el lugar de la celebración
No es lo mismo casarse en una finca al aire libre que en un salón interior. Tampoco es igual hacerlo en primavera o verano que en invierno. Los salones de bodas tradicionales son los que mayor libertad de elección te van a proporcionar. Sin embargo, si vas a tener que andar sobre la arena de una playa, o en un terreno de tierra, deberás descartar los tacones de aguja y decidirte mejor por unas cuñas, unas bailarinas o unos tacones anchos. Los zapatos cerrados tampoco encajarán en estos lugares.

4. Estrénalos antes de la boda
No temas hacerlo, nadie va a notar que has caminado con ellos antes. Puedes ponértelos en casa, o utilizarlos para dar pequeños paseos, procurando que no se rocen ni se dañen. El objetivo es adaptarlos a tu pie, para que el día de la boda te resulten aún más cómodos. En cualquier caso, te recomendamos llevar un par de repuesto, sobre todo para el momento de la fiesta. Si has hecho caso a nuestras recomendaciones es más que probable que no lo necesites, pero te gustará saber que cuentas con él por si acaso.

5. En el equilibrio está la virtud
Siempre te lo decimos, y te animamos, una vez más, a hacer una elección compensada de tus complementos, no solo de los zapatos. Si el vestido que has elegido es rico en pedrería, encajes, gasas… opta por unos zapatos más sobrios. Si tu vestido es sencillo y no abunda en adornos, apuesta por unos zapatos más atrevidos.

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad