ESTÁS EN:

shares

Lo más llamativo de un anillo de diamantes suele ser su tamaño. Ello depende del número de quilates. A todos nos suena esa palabra pero, ¿realmente conocemos su significado? 

Tan pronto como alguien se compromete y muestra su anillo, lo que más nos llama la atención es el tamaño de la piedra. No podemos evitarlo; es natural fijarse primero en su volumen. Todos habremos visto o escuchado la típica frase “bañado en oro de 18 quilates“, sí, nos suena la palabra quilate. Pero, ¿qué es exactamente?

Para ello resulta necesario diferenciar entre las dos acepciones, relacionadas con la joyería, que tiene esta palabra. No es lo mismo el quilate referido al oro (k), que el quilate del diamante (ct).

Diferencia entre K y Ct 

El quilate K, que en su abreviatura mantiene la ‘k’ debido al origen griego de la palabra, “Katharótita” –significa pureza–, es la unidad que designa la pureza del oro y otros metales. La medida se divide en 24 unidades para el oro, siendo esta unidad la máxima pureza y a partir de ahí se rebaja con cada disminución de quilates.

Sin embargo, el quilate Ct es la unidad de peso para las perlas y otras piedras preciosas, entre ellas el diamante, y equivale a 200 miligramos. Es una de las cuatro C que conforman la calidad con la que se mide dicha joya. A medida que aumenta su tamaño, también lo hace su exclusividad y precio. Aunque también influyen el corte, la calidad y el color para determinar su coste. Es decir, puede ocurrir que un diamante más grande cueste lo mismo que otro más pequeño porque este tenga mejores características.

Comprar un anillo de diamantes

Anillo de diamantesTodas estas características son importantes a la hora de comprar un anillo de compromiso porque según el presupuesto disponible, se podrá comprar según qué piedra y de cuantos quilates (Ct). Según el Instituto Geomológico Español –IGE–, algunas de las medidas abarcan desde los 0,1 ct hasta los 6 ct, que equivalen a 3 y 12 milímetros respectivamente.

Con toda esta información sobre la mesa, tan solo queda decidir cuál de las 4 C que miden la calidad de un anillo de diamantes es la que más interesa: Si el quilate, la claridad, el corte o el color. Pero ello depende únicamente de la persona que lo compre y de sus prioridades.


Puedes saber más sobre tipos de anillos de compromiso aquí.

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad