ESTÁS EN:

shares

Un repaso a la historia de la corona a través de las tiaras de bodas reales de nuestras princesas y reinas favoritas. 

 

Al contrario de la creencia popular, las mujeres de la realeza no usan tiaras de forma regular –tal y como hemos visto en los cuentos de hadas–. De hecho, las reglas establecen que –al menos en Europa– las mujeres de la familia real –de sangre y por matrimonio– deben usar un sombrero para los eventos formales. Sin embargo, si el acontecimiento tiene lugar por la noche, después de las 6 p.m., los sombreros son reemplazados por preciosas tiaras, pero solo si están casadas. Por eso es tradición que una ‘royal bridese ponga una tiara por primera vez el día de su boda.

A propósito de la boda de Meghan Markle y el Príncipe Harry, en LSC hemos indagado hasta encontrar nueve de nuestras diademas con incrustaciones de diamantes favoritas.

9 tiaras de bodas reales

1. Meghan, duquesa de Sussex

La última y más recientes. Los ojos de medio mundo estaban puestos en la actriz mientras se daba el ‘sí, quiero‘ con el Príncipe Harry el pasado 19 de mayo en la Capilla del Castillo de Windsor. La ahora duquesa de Sussex lució la tiara bandeau de la reina Mary de Teck, una pieza que no había sido utilizada públicamente desde que murió la abuela de Isabel II, en 1953. Esta fue creada en 1932 y enmarca un broche de diamantes que data de 1893.

Tiaras de bodas reales

2.Catherine, duquesa de Cambridge

Todo el mundo sabe que a Kate Middleton le encanta volver a ponerse sus conjuntos, pero para algunos puede ser una sorpresa que su tiara de boda también se haya reciclado, de la manera más glamurosa. Con 739 diamantes de talla brillante y 149 diamantes talla baguette, el tocado fue hecho en 1936 por Cartier de forma exclusiva para la Reina Madre por encargo de su marido, el Rey Jorge VI. Desde entonces, la reina Isabel II –que lo heredó en su 18 cumpleaños– ha prestado la corona a otros miembros de la familia real, como a la duquesa de Cambridge el día de su boda en 2011.

Tiaras de bodas reales

3.Princesa Sofía de Suecia

Sofia Hellqvist recibió el regalo de bodas de sus suegros, el Rey Carl XVI Gustaf y la Reina Silvia, cuando se casó con el Príncipe Carl Philip el 13 de junio de 2015: una tiara nueva de diamantes y esmeraldas.

Tiaras de bodas reales

4.Victoria, princesa heredera de Suecia

La cuñada de la princesa Sofía, Victoria, la princesa heredera de Suecia –la primera en la línea del trono–, le dio un toque tradicional al día de su boda en 2010, cuando se casó con el príncipe Daniel. Llevaba el mismo casco que su madre, la reina Silvia, y las hermanas de su padre, la princesa Birgitta y la princesa Désirée: la tiara cameo, una reliquia de la familia real sueca. Es una de las tiaras más antiguas que aún se usan, ya que se cree que fue un regalo a la emperatriz Josephine de Beauharnais por parte de su esposo, Napoleón Bonaparte, a principios del siglo XIX, y se transmitió a través de varias familias reales desde entonces.

Tiaras de bodas reales

5.Princesa Madeleine de Suecia

La hermana de Victoria, la princesa Madeleine, no siguió la tradición nupcial de su familia de usar la tiara cameo cuando se casó con Christopher O’Neill en 2013. En su lugar, optó por usar la tiara que usaba más en público: la modern fringe. Un regalo del décimo aniversario del Rey Carl XVI Gustaf a la Reina Silvia en 1986, también conocida como “tiara privada” –lo que significa que no fue heredado–. Esta se puede usar como collar si se separa de la estructura. También se dice que la tiara permaneció en posesión de la princesa Madeleine desde el día de su boda.

Tiaras de bodas reales

6.Letizia, reina de España

Letizia se puso un casco diseñado por el joyero alemán Koch para la princesa Victoria Louise de Prusia, un regalo de su padre, el Kaiser Wilhelm II, para su boda en 1913. Se pasó de la realeza griega a la realeza española con motivo del matrimonio y la reina Sofía de España –que la llevó en su boda– se la prestó a su nuera para que se la pusiera en el 2003 cuando se dio el ‘sí, quiero’ con el rey Felipe VI.

Tiaras de bodas reales

7.Diana, princesa de Gales

Aunque la boda de la princesa Diana con el príncipe Carlos en 1981 tenía escrita la palabra “real”, su bella tiara no provenía de la colección de la reina Isabel II. Lady Di llevó la tiara spencer, que había pertenecido a la familia de Diana durante casi un siglo –tanto la madre de Diana como las hermanas la llevaron–.

Tiaras de bodas reales

8.Zara Phillips

La segunda nieta mayor de la reina Isabel II, Zara Phillips, demuestró que no necesariamente hay que tener un título real para ponerse una tiara. Cuando la madre de Phillips, Anne, la princesa, se casó con el capitán Mark Phillips, rechazó el título real y por lo tanto sus hijos también perdieron los títulos reales. Pero aún así, Zara Phillips lució “algo prestado” como marca la tradición cuando se casó con Mike Tindall en 2011: la tiara meander. Originalmente perteneció al Príncipe Andrés de Grecia y Dinamarca y finalmente fue entregada a la Reina Isabel II, quien se la dio a la Princesa Ana, quien se lo prestó a Phillips para el día de su boda.

Tiaras de bodas reales

9.Sophie, condesa de Wessex

Cuando Sophie Rhys-Jones se casó con el hijo de la reina Isabel II, el Príncipe Eduardo, conde de Wessex, en 1999, lució una tiara que fue un regalo de su suegra, que, dicen, fue diseñada a partir de cuatro piezas de una de las coronas de la Reina Victoria.

Tiaras de bodas reales

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad