ESTÁS EN:

shares

He aquí algunos consejos sobre el velo que deberías tener en cuenta antes de elegirlo. 

 

Pregúntale a cualquiera de tus amigas casadas ​​sobre el momento en el que se sintieron novias de verdad, y probablemente te digan que fue cuando se pusieron el velo. Es algo complicado de explicar pero hay algo especial en esa tenue pieza de tela blanca que acentúa esa transformación de una persona normal a una “novia”.

Consejos sobre el velo

El velo perfecto depende en gran medida del estilo del vestido que elijas, así como de tus facciones y de tu propio estilo. ¿Te defines como clásica? Opta por uno bordado de la longitud de una “catedral” como el que llevó recientemente Meghan Markle. Si en cambio, te sientes más sencilla minimalista, decántate por un velo de corte más actual. Independientemente del estilo, ten en cuenta los siguientes consejos antes de tomar tu decisión final.

Consejos sobre el velo

1. Trabaja con la sintonía de tu boda.

En primer lugar, pregúntate si un velo es apropiado para la temática de tu boda. Los expertos en protocolo estrictos, suelen considerar como el velo como inapropiado si se trata de un matrimonio por segunda vez, pero por suerte en la actualidad esta regla de etiqueta está totalmente desfasada. Piensa de manera práctica: ¿te casas al aire libre? ¿En interior? ¿En qué fecha? Todo ello te ayudará a tomar una decisión acertada –y cómoda–.

2. Selecciona tus adornos con detenimiento. 

Abalorios, encajes, pedrerías, tiaras o flores, cualquier elemento debe encajar a la perfección con su velo y no solo en estilo, también el lugar en el que lo coloques.

3. ¿Cómo lo quieres llevar? 

Recuerda siempre que existen diferentes formas de llevarlo: desde la frente  que caiga, hacia atrás y enganchado al recogido, desde la mitad de la cabeza… Todo dependerá del peinado que elijas, del tamaño del velo y del tejido –con más o menos caída– y también de ti, es decir, de cómo te veas tú más favorecida.

4. Ten en cuenta la posibilidad de llevar varias capas de velo.

Si tu vestido tiene una parte trasera que merece la pena lucir, quizás sea mejor que el velo sea lo más transparente y fino posible. También tienes que decidir si quieres llevar el velo durante todo el día o solo para la ceremonia. Todo ello influye en la decisión que tomes.

5. No lo lleves si no lo sientes como algo para ti. 

Aunque esté impregnado de tradición, un velo no es un requisito indispensable –deberás consultar si te casas por la iglesia–. Las tiaras, los tocados, pasadores, flores frescas, horquillas… cualquiera de estos accesorios son adecuados para sustituirlo. Pero aun así, ¿por qué no probar con algunos para ver cómo te ves y sientes? 

Consejos sobre el velo

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad