ESTÁS EN:

shares

¿Cómo imaginas tu pedida de mano? Anna estuvo un año llevando su anillo de compromiso dentro de un colgante, sin saberlo. Sin duda, su pedida de mano fue toda una sorpresa.

 

Terry es uno de los hombres más románticos que existen, y su pedida de mano no fue para menos. Puso todo su empeño y ganas en sorprender a su novia, y lo consiguió.

Por su primer aniversario, Terry le regaló a Anna un collar de madera de Huon, un árbol típico de Tasmania, hecho a mano. Dividió la madera en dos partes simétricas y dejó un hueco en su interior, en el cual colocó el anillo de compromiso perfectamente protegido. Después, pegó las dos mitades.

Anna llevó cada día durante un año y medio el collar, sin descubrir nunca que dentro estaba su anillo de pedida. Durante su viaje a Smoo Cave, en Escocia, Terry aprovechó la oportunidad para sorprender a su novia. Pidió a Anna el collar con la excusa de querer hacer una foto de recuerdo, y en ese momento, separó las dos mitades, hincó la rodilla en el suelo y se declaró a Anna. Ella, no se lo pensó un segundo, su respuesta fue sí.

Muchos novios buscan la manera de sorprender a sus parejas a la hora de pedir matrimonio y en LSC nos encantan estas historias. Por eso, en el momento que encontramos estas historia, no dudamos en compartirla con vosotras. Si quieres saber más a cerca de esta pedida de mano tan especial y romántica, atenta porque… ¡hay vídeo! Y os lo hemos traído para que, como nosotras, muráis de amor.

Y tú, ¿con qué pedida de mano sueñas?

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad