ESTÁS EN:

shares

Hoy te contamos la historia de amor de Aaron y Makenna. Cómo se conocieron de forma accidental, cómo las redes sociales propiciaron su primera cita y cómo se produjo su pedida de mano. A nosotras nos ha parecido una historia preciosa.

 

La primera vez que Aaron y Makenna se vieron fue en un partido de baloncesto. Ella actuaba como cheerleader del equipo local, y él participaba de manera extraordinaria en un acto promocional del equipo. Ella notó que Aaron no paraba de mirarla, pero pensó que era demasiado guapo para ella y que la cosa no iría a más. Cuando entró en el vestuario, después de su actuación, pensó que nunca más volvería a verle, ya que no habían tenido oportunidad de hablar y no habría forma de encontrarse después del partido.

Aaron y Makenna

La primera cita de Aaron y Makenna

Sin embargo, una semana más tarde Aaron la siguió en Instagram. A Makenna le resultó familiar aquella foto y decidió seguirle también. Él se las ingenió para conseguir el teléfono de ella y al poco tiempo tuvieron su primera cita.

“Nunca antes me había sentido tan nerviosa antes de una cita –explica Makenna-. Lo primero que Aaron me dijo cuando me recogió a la puerta de mi casa es que estaba muy guapa. Yo estaba nerviosísima, porque él es literalmente perfecto y solo quería causarle buena impresión. Fuimos a cenar sushi y estuvimos más de dos horas comiendo y hablando de nosotros”. No mucho después de aquel día, Aaron fue a ver la actuación de Makenna en otro partido de baloncesto y volvieron a quedar. Así empezó su relación. Sin embargo, lo que de verdad les uniría fue un fatal accidente que dejó a Aaron postrado en una cama de hospital.

Aaron y Makenna

Un inoportuno accidente unió a la pareja

Uno de los hobbies preferidos de Aaron eran las motos. Un día le dijo a Makenna que había quedado con un amigo para dar una vuelta. Lo que ella no sabía es que, en realidad, él estaba planeando sorprenderla con un par de entradas para asistir esa misma tarde al estreno de una película al que Makenna se moría por ir. Sin embargo, la sorpresa no fue la esperada, y el encuentro se produjo en el hospital. Aaron había tenido un accidente de moto que le dejó la mano derecha completamente destrozada.

Aaron y Makenna

Makenna le acompañó casi todos los días durante las dos semanas que se prolongó su estancia en el hospital y fue entonces cuando comprendió que quería casarse con él algún día. Meses después se comprometieron.

La pedida, puro romanticismo

Después del accidente, Aaron y Makenna tenían claro que querían casarse, y de vez en cuando hablaban sobre la planificación de la boda. Sin embargo, y a pesar de haber hablado de ello, Aaron sorprendió completamente a Makenna con su pedida.
Ese día ella había estado toda la mañana trabajando para su equipo de baloncesto, mientras él organizaba todo en casa de Makenna. Cuando ella llegó, durmió una larga siesta y después él la animó a salir a cenar. Le notó raro y nervioso toda la noche, le ocultó su teléfono todo el rato e incluso se perdió al llevarla de vuelta a casa. Durante todo el camino de regreso estuvo en silencio.

Aaron y Makenna

Cuando llegaron a la puerta de su casa de ella, Makenna vio velas en las escaleras, una pantalla de cine y un tipi en el jardín. Pero pensó que era cosa de su hermana pequeña, pasó todo por alto e intentó entrar en casa. Afortunadamente, Aaron la detuvo y la invitó a echar un vistazo a su alrededor. “Fue la puesta en escena más romántica que he visto en mi vida –explica Makenna-. Había pétalos de flores, velas y luces por todas partes. Dentro del tipi había almohadas y mantas y una pantalla de cine. Nos acomodamos y Aaron dio al play para que viésemos el vídeo en el que había estado trabajando durante horas. Se sentó a mi lado temblando y llorando. Fue entonces cuando caí en la cuenta de que podía estar pidiendo mi mano. La grabación contenía nuestras escenas de película favoritas, con nuestra canción de fondo y fotos de nuestros mejores momentos juntos”.

Aaron y Makenna

Cuando el vídeo finalizó, Aaron se arrodilló, y dijo: “Makenna, te he esperado toda mi vida. ¿Te casarías conmigo?” Ella estaba llorando en ese momento, y le dijo que con las lágrimas era incapaz de ver el anillo, a lo que él respondió si le estaba diciendo sí o no, y ella respondió claramente que sí.

Aaron y Makenna
Después de esto, la hermana de Makenna apareció con una cámara de fotos y les dijo que había inmortalizado todo el momento. A continuación, salieron todos sus amigos y familiares de la casa, aplaudiendo y llorando. “Fue muy especial de su parte pensar en incluir a mis seres queridos en la pedida y hacerles partícipes de una noche tan importante”, asegura la protagonista. “Ojalá pudiera volver a esa noche todas las noches. Fue absolutamente perfecta. Muchísimo más de lo que podría haber imaginado”.

¿Qué te ha parecido la pedida de Aaron y Makenna? Encuentra aquí algunos tips para la tuya.

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad