ESTÁS EN:

shares

Amantes del vino rosado, blanco, tinto… o del vino en general. Hoy traemos una idea que, además de inspiraros, os va a encantar. ¡Ficha cómo fue esta ceremonia dedicada al vino rosado!

 

Shannon Emmons se casó con Lucas Daniels en el Lago Cavanaugh en Chelsea (Michigan) en una boda civil cuidada al detalle. Los 300 invitados que asistieron al gran día pudieron disfrutar de una preciosa ceremonia de estilo boho, atractiva y relajada. Pero, eso no fue lo que más les llamó la atención…

Esta pareja decidió celebrar una ceremonia dedicada al vino rosado. Es decir, en el momento de unión, los novios decidieron mezclar una botella de vino tinto y una botella de vino blanco para crear su propia botella de vino rosado. Pero, ¿cómo llegaron a esta idea?

Una ceremonia dedicada al vino rosado

Shannon y Lucas lo tenían claro: ambos querían que su boda fuese especial. Por ello, decidieron hacer una lluvia de ideas. Fue entonces cuando su cuñada les contó que, una vez, su padre usó una botella de vino y blanco y otra de vino rojo para crear una botella similar a la del vino rosado. “Inmediatamente nos encantó la idea y pensamos que era perfecta para nosotros”, dice Shannon.

Tras una intensa búsqueda de vinos, finalmente eligieron las dos botellas que utilizarían y, entonces, llegó el gran día. Cuando se acercó el momento, Lucas cogió la botella de vino blanco, Shannon la de vino tinto, y ambos las vertieron en un jarro de cristal. Después, compartieron juntos un par de sorbos.

Ceremonia dedicada al vino rosado

Sarah Elizabeth Dunn Photography

Boda dedicada al vino rosado

Sarah Elizabeth Dunn Photography

Aunque los novios tenían pensado beber su botella de vino rosado cuando se cumpliese su aniversario, su plan no duró mucho. “Planeamos beberlo un año más tarde, pero hacia el final de la noche decidimos beberlo con nuestros amigos y familiares más cercanos”, confiesa la novia.

Boda dedicada al vino rosado

Sarah Elizabeth Dunn Photography

La boda de Shannon y Lucas fue toda una fuente de inspiración. “Muchos de los invitados pensaron que fue una gran idea y que está bien salir de lo tradicional”, asegura Shannon.  Algunos, incluso, confesaron que había sido la única boda con la que habían sentido ganas de celebrar la suya propia.

Y a vosotras, ¿qué os parece esta idea? 

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad