ESTÁS EN:

shares

Texto: Aroa Salazar. – Cada vez me gusta más el trabajo que realiza Madera&Chocolate… Sus bodas están llenas de inspiración, originalidad, cariño, en definitiva de muchísima pasión. Se nota que les encanta lo que hacen, y eso se nota en todas y cada una de las bodas de organizan. La última que he recibido me encanta por dos motivos. El primero por saber mezclar a la perfección el estilo industrial con un toque de elegancia, y el segundo, como no podía ser menos, porque se ha celebrado en un paraje precioso de mi tierra, Montjuïc.

¿Recordáis el post de hace una semana sobre el estilo rústico + moderno? Contaba que juntar dos decoraciones totalmente opuestas es una idea estupenda, y en la boda de hoy podrás comprobar que el resultado es realmente espectacular.

Una boda vintage industrial

Marta y Nacho confiaron la organización de su boda al equipo de Madera&Chocolate ¡y acertaron! ¿Su lema? que la boda se convirtiera en una fiesta gastronómica, ya que los novios conocen muy de cerca los productos gourmet por su trabajo. Además, no querían una boda al uso, sino que les apetecía mucho la idea de sorprender desde el minuto cero a sus invitados. El novio es un amante de la estética de la Ley Seca y a los dos les gustan las piezas de anticuario de estilo industrial, ¡así que no había nada más que pensar! Ese sería el hilo conductor de la boda. ¿Lo más divertido? Los novios decidieron organizar una boda clandestina. En la invitación no indicaba quién se casaba ni el lugar del enlace. Tan Sólo Bonie and Clyde los citaban en la Plaza España de Barcelona y adjuntaban el teléfono de contacto de Madera&Chocolate caracterizado por Al Capone.

Una vez reunidos allí todos los invitados, unos autobuses les llevaron al lugar de la ceremonia, un mirador con vistas a Barcelona como escenario privilegiado en lo alto de un parque público de Montjuïc. Un sofá chester propiedad de los novios y algunos sacos de café con astilbe para decorar fue el escenario perfecto para la boda. Al acabar la ceremonia, que fue oficiada por un amigo de los novios y con lecturas emotivas de amigas de la novia, los invitados siguieron a los novios por unas escalinatas que bajaban hasta el Esfèric.

Una terraza decorada con objetos antiguos de esa época y paraditas de hierro con buffets de todo tipo les esperaban para darles la bienvenida con un aperitivo todo a base de exquisiteces frías servidas por El Taller. Las wedding planner también montaron una cervecería en un antiguo archivador de hierro de oficina lleno de hielo. Tal como lo querían los novios. ¿Lo mejor? El menú de la boda fue exclusivamente elaborado a la medida de los novios.

La decoración más especial

Al atardecer, una vez acabado el aperitivo frío los invitados pasaron al salón superior del Esfèric. Una sala redonda completamente acristalada, presidida por una gran mesa imperial en forma de U, recordaba el glamour de los años 30. Manteles negros, bajo platos de espejo, grandes candelabros de plata, sillas napoleón plateadas y muchas muchas velas. A la novia no le gustan las flores, así que no fue un elemento importante en la decoración. Los invitados se quedaron completamente sorprendidos, entre otras cosas porque tampoco había ningún protocolo para sentarse. Cada invitado se sentaba donde quisiera de manera dinámica.

La segunda parte del banquete se planteó como un showcooking. Seguía siendo algo dinámico… Los invitados se levantaban para coger la comida que había en los buffets, esta vez todos calientes, para después pasar al gran buffet de postres. El pistoletazo de salida a la fiesta lo dio una banda de música en directo que interpretó durante una hora y media música de los 80 y de los 90. Además, para que las chicas pudieran aguantar toda la fiesta regalaron bailarinas siguiendo los mismos colores de la boda, el blanco y el negro. Los técnicos de Audio 2000 fueron los artífices de la iluminación y el sonido de la fiesta.

Para inmortalizar cada momento de la boda los novios confiaron en la fotógrafa Laura Chacón. ¿El resultado? Un precioso reportaje lleno de naturalidad y con mucho carisma.

El equipo de wedding planners

El equipo de Madera&Chocolate también ayudó a Marta con el diseño y la elección del vestido de novia. Ella tenía claro que quería un vestido de confección a medida, un diseño sólo para ella. Quería un vestido de novia no novia, diferente y con algo original. Después de recorrer varios diseñadores volvieron a la primera propuesta. Santos Costura es siempre una apuesta segura, y es que desde el principio supo captar la idea de Marta… una falda de tul de seda con un poco de vuelo y un cuerpo de seda. Todo muy limpio y de líneas sencillas para darle protagonismo al precioso escote-collar de perlas blancas, grises y negras y una espalda espectacular.

Como complementos unos magníficos zapatos de Chie Mihara en color crudo y su anillo de pedida de Bulgari. El ramo de novia estuvo confeccionado por Madera&Chocolate con astilbe y una empuñadura de raso negra con perlas. Por último, del maquillaje y la peluquería se encargaron los estilistas de Hair Style.

Por su parte, el novio escogió un smoking y una camisa de Furest Barcelona que le quedaba impecable. La pajarita, los gemelos y los zapatos eran de Bow-Tie.

Sin duda, una gran boda que Madera&Chocolate guarda con muchísimo cariño, ya que según nos cuenta, se han convertido en amigos con los que siguen compartiendo buena gastronomía, risas y confidencias…

sofá vintage boda en el campo

Fotografía: Laura Chacón

 

pales y cajas de madera boda vintage

Fotografía: Laura Chacón

 

reloj vintage boda con caja de pa

Fotografía: Laura Chacón

 

armario con cervezas para bodas con puestecito de cervezas

Fotografía: Laura Chacón

 

boda industrial vintage en barcelona

Fotografía: Laura Chacón

 

mesa y centro de mesa boda industrial chic

Fotografía: Laura Chacón

 

cúpula indutrial para bodas

Fotografía: Laura Chacón

 

vestido boda blanco y negro novia en barcelona

Fotografía: Laura Chacón

 

novia vestido blanco y negro boda con ramo rosa

Fotografía: Laura Chacón

 

novios puesta de sol boda en barcelona

Fotografía: Laura Chacón

 

novios sofa vintage de cuero en boda barcelona

Fotografía: Laura Chacón

 

novios puesta de sol con teleferico en barcelona

Fotografía: Laura Chacón

 

novios boda en montjuic

Fotografía: Laura Chacón

 

beso novios boda montjuic

Fotografía: Laura Chacón

 

mesa de quesos boda montjuic

Fotografía: Laura Chacón

 

canapes boda montjuic

Fotografía: Laura Chacón

 

botella coca cola con pajitas para bodas

Fotografía: Laura Chacón

 

sillas novio y novia boda montjuic

Fotografía: Laura Chacón

 

boda teleferico montjuic puesta de sol

Fotografía: Laura Chacón

 

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad