ESTÁS EN:

shares

¿Te imaginas cómo sería la perfecta boda millennial? Marta y Tom, se casaron este septiembre y su boda no pudo ser más perfecta.

 

Marta y Tom se conocieron a través de la App Tinder. A partir de ese momento supieron que no se separarían jamás, sellando su amor el pasado 30 de septiembre de 2017.

El vestido de la novia

El vestido de Marta fue, sin duda, el gran protagonista de la noche, con permiso de los novios. Lo tenía claro, como mujer millennial que es su vestido sería de Rime Arodaky, al igual que su velo. Un impresionante vestido con falda fluida y abertura lateral. La atención se la llevó el cuerpo del vestido, con escote en la espalda y tejido transparente con flores bordadas.

la perfecta boda millennial

Raquel Benito

Su look de novia no exigía mucho más. Lució pendientes de Anthropologie, que compró en BHLDN y anillos de Suárez. Los zapatos, unas finas sandalias con pedrería las consiguió en Asos. Tanto del peinado como del maquillaje, se encargó Salón Toro.

la perfecta boda millennial

Raquel Benito

El look del novio

Para su gran día, Tom no se quedó atrás. Su traje, de Santa Eulalia, estaba compuesto de pantalón y americana en azul marino y chaleco blanco, el contrapunto perfecto de su look. Además, calzó zapatos de Bowtie y reloj IWC.

la perfecta boda millennial

Raquel Benito

Ceremonia y celebración

La pareja se dio el “sí, quiero” en Castell de Caramany, en Girona. Una decoración sencilla y con mucho encanto del que se encargaron los propios novios quienes, aseguran, que disfrutaron mucho de hacer una boda freestyle. Las flores que decoraban el lugar eran de La Puta Suegra.

la perfecta boda millennial

Raquel Benito

Tras el banquete, a cargo del catering L’Empordà, tuvo lugar la fiesta. Horas de risas, bailes y tiempo para compartir con la familia y los amigos. Los novios, entregaron a los invitados un CD con la música que sonó aquella noche, para que siempre que lo escuchasen recordasen su gran día y, una pieza de nácar personalizada para cada uno de los invitados. Las invitaciones las encargaron a Wynwoodletters, una empresa de Miami.

la perfecta boda millennial

Raquel Benito

El momento más emotivo

Sin ninguna duda, el momento más emotivo para Marta y Tom fue durante la ceremonia, cuando pronunciaron sus votos. Raquel Benito fue la fotógrafa encargada de capturar este y todos los momentos del gran día de la pareja.

la perfecta boda millennial

Raquel Benito

Luna de miel

Después del “sí, quiero”, disfrutaron de una mágica luna de miel. El primer destino fue Formentera y, tras pasar unos días en la isla, viajaron hasta Tulum, México.

la perfecta boda millennial

Raquel Benito

 

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad