ESTÁS EN:

shares

La boda de Gisela y Juan Pablo es una boda urbana que no lo parece. La clave de ello es la elección de la finca, un espacio exclusivo que lo tiene todo a escasos minutos de la capital. A nosotras nos ha encantado, ¿qué te parece a ti? ¿Te inspira?

 

Gisela y Juan Pablo se casaron el 27 de abril de 2019. Él, de origen colombiano, y ella, argentina, se conocieron, por circunstancias de la vida, en Madrid. “Nos presentó un amigo y el flechazo fue inmediato”, asegura Gisela, que siempre había pensado que compartiría su vida con un español.

Gisela y Juan Pablo

Foto: Nina Prodanova

La boda de Gisela y Juan Pablo, al detalle

El vestido y los complementos de la novia
Gisela llevó un vestido camisero cruzado de Valenzuela atelier. De estilo minimalista, le incorporaron unos maravillosos botones que la diseñadora compró a un anticuario italiano.

Gisela y Juan Pablo

Foto: Nina Prodanova

Gisela y Juan Pablo

Foto: Nina Prodanova

Durante el baile lo acompañó de una espectacular diadema de plumas de Lindabambolina.

Además, lució varias joyas muy especiales: su anillo de compromiso y su alianza, ambos de la Joyería Suarez; unos pendientes de diamantes y aguamarina, regalo de la madre del novio; y dos pulseras, una de Aristocrazy y la otra, una reliquia de la familia con un gran valor sentimental, puesto que fue la que utilizó su abuela el día de su boda. “Lamentablemente no pudo asistir a nuestro día porque se encuentra en Argentina y es muy mayor”, explica Gisela, de ahí su gran valor sentimental.

El espectacular ramo fue de Arbolande, como el resto de las flores de la finca.

El maquillaje y el peinado
Gisela quería un look desenfadado para la iglesia, pero a la vez chic. Para lograrlo, recurrió a David Martinez, que lo consiguió con creces. Para el baile hizo un cambio de look, tanto de peinado como de maquillaje, y lució la preciosa diadema de plumas de Lindabambolina.

Gisela y Juan Pablo

Foto: Nina Prodanova

El outfit del novio
Juan Pablo vistió chaqué de Silbon, corbata y tirantes de Solo IO, camisa a la medida de la sastrería Camille de Le Mans y zapatos de Meermin Mallorca Shoes.

La madrina y la madre de la novia
La madrina eligió un elegante vestido azul oscuro de Carolina Herrera, que combinó con un tocado de Mimoki.

Gisela y Juan Pablo

Foto: Nina Prodanova

La madre de la novia, por su parte, lució un diseño de Sonia Peña.

Gisela y Juan Pablo

Foto: Nina Prodanova

La ceremonia y la celebración de la boda
Gisela y Juan Pablo se casaron en la Iglesia del Perpetuo Socorro, de Madrid. La decoración floral del interior, a cargo de Arbolande, fue espectacular.

Gisela y Juan Pablo

Foto: Nina Prodanova

Las niñas de arras, vestidas de Teresa y Leticia, llevaron unas bolsitas de arras muy especiales, puesto que habían sido confeccionadas por la madre de la novia.

Gisela y Juan Pablo

Foto: Nina Prodanova

De camino a la finca en los autobuses que los novios habían contratado para desplazar a sus invitados, les sorprendieron con un vídeo de la pareja y unas bolsitas con snaks y agua. Fue todo un éxito.

El cóctel y el banquete de bodas tuvieron lugar en Zalacaín La Finca, un exclusivo espacio especializado en la celebración de los eventos más especiales a un paso de Madrid. “Elegimos esta finca porque encajaba perfectamente con nuestras expectativas, por su localización, gastronomía y por el trato excelente de Mónica y su equipo. Sin dudarlo volvería a casarme allí”, asegura Gisela. Y es que Zalacaín La Finca no solo ofrece unas instalaciones espectaculares y muy versátiles, tanto exteriores como interiores y adaptables a las necesidades y gustos de cada pareja. Además, puede presumir de contar en exclusiva con el servicio gastronómico de Zalacaín Catering, que destaca por su excelencia.

Gisela y Juan Pablo

Foto: Nina Prodanova

“La finca estaba preciosa, toda decorada con las flores de Arbolande”, asegura Gisela, a excepción de los espectaculares centros de mesa del banquete, de los que se encargó Pablo, de Zalacaín.

Gisela y Juan Pablo

Foto: Nina Prodanova

The Big Day Wedding Planner se encargó de la organización, la decoración y la coordinación de la boda. Entre otras cosas, se ocupó del rincón de bienvenida, del seating plan, del candy bar, con tarta de Corist, del photocall o de los artículos beauty para los baños, con perfumes Ovehco.

Gisela y Juan Pablo

Foto: Nina Prodanova

Gisela y Juan Pablo

Foto: Nina Prodanova

Las invitaciones y los regalos de los invitados
Gisela y Juan Pablo encargaron sus invitaciones a Invitarte, que cuidó, además, todos los detalles de la papelería. Además, sorprendieron a los testigos con una tarjeta especial en la que les pedían que lo fueran, emocionando a muchos de ellos.

Gisela y Juan Pablo

Foto: Nina Prodanova

Hubo regalos para futuros padres y parejas próximas a casarse.

El momento más emotivo de la boda de Gisela y Juan Pablo
“Juan Pablo me sorprendió en el cocktail con un grupo cubano que tocó la canción con la que él me pidió matrimonio: Volví a Nacer, de Carlos Vives, y ese fue el momento más emotivo pasa mi”, afirma Gisela.

Gisela y Juan Pablo

Foto: Nina Prodanova

Gisela y Juan Pablo

Foto: Nina Prodanova

Respecto a la luna de miel, Gisela y Juan Pablo decidieron disfrutarla en noviembre y aplazó la decisión acerca del destino. ¡Esperamos que seáis muy felices!

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad