ESTÁS EN:

shares

Arancha y Mario, nuestros novios de la semana, se conocieron en su época universitaria. Ambos estudiaban la misma carrera y fue así como se hicieron amigos. Tras varios años de amistad, de repente llegó el amor, así es él de caprichoso. Durante 10 años han mantenido su noviazgo, dándose finalmente el “sí, quiero” en septiembre del recién terminado año.

Para celebrar el día más importante de sus vidas, Arancha y Mario eligieron un lugar a la altura de las circunstancias: el Monasterio de San Bartolomé de Lupiana. Ubicado en la localidad alcarreña de Lupiana, estamos ante un edificio renacentista cargado de historia.

Arancha y Mario

Fotografía: Malvaluna

Bajo este marco incomparable tuvo lugar tanto la ceremonia, oficiada por Eva (una concejala amiga de la familia) como la celebración. Allí tanto la pareja como sus asistentes tuvieron el placer de deleitarse con los platos de Goizeko, el catering elegido por la pareja para esta ocasión tan especial.

Arancha y Mario

Fotografía: Malvaluna

Los looks de Arancha y Mario

– La novia

“Llevé dos vestidos, los dos diseñados y creados por 25 by Alicia Rodrigo, mi hermana pequeña”, cuenta Arancha. El primer diseño que lució era un vestido ajustado, en crepé de seda con bordados hechos a mano en tonos grises con inspiración floral, que recorría todo el escote de la espalda, y el hombro hasta acabar en el pecho del que salían dos pinzas de entalle.

Arancha y Mario

Fotografía: Malvaluna

Complemento su look con sandalias azules de Just Ene y un precioso ramo, regalo de una de sus mejores amigas, obra de Botanyco. “Estaba compuesto por flores de jardín y con un lazo de terciopelo a juego con el bordado de mi vestido”, explica Arancha.

Arancha y Mario

Fotografía: Malvaluna

Para la celebración, la novia eligió un dos piezas, con un toque más desenfadado. Con él la novia quería: “conseguir un look más divertido para abrir el baile y continuar la fiesta con mayor comodidad”. De esta segunda creación, compuesta por un top de manga francesa y una falda de gran apertura trasera, llamaba la atención su tejido bordado en hilo sobre gasa de seda.

Arancha y Mario

Fotografía: Malvaluna

Entre las joyas que lució tuvieron especial relevancia por su valor sentimental un anillo de oro blanco con brillantes que perteneció a su abuela materna y su alianza, también herencia, pero en este caso de sus abuelos paternos.

De su look beauty se encargaron Nieves y Sandra, su peluquera y maquilladora de toda la vida. Llevó una trenza asimétrica que adornó con un tocado diseñado a medida por MaruCca.

Arancha y Mario

Fotografía: Malvaluna

– El novio

Mario también se enfundó en dos outfits diferentes. Ambos diseños exclusivos para él de la firma Goviani. El primero de ellos con una línea más sencilla constaba de semilevita azul con cuadradito vichi, chaleco, corbata en cuadros y pantalón liso.

Arancha y Mario

Fotografía: Malvaluna

Para abrir el baile, se decantó por un look mucho menos comedido, compuesto por un smoking de hojas tropicales, que combinaba a la perfección con un chaleco y corbata del mismo estilo.

Arancha y Mario

Fotografía: Malvaluna

– Las invitadas más elegantes

Además de la madrina vestida por Sonia Peña y la madre de la novia con una creación a medida de 25 by Alicia Rodrigo, destacaron las hermanas de Arancha. Ambas marcaron estilo con originales diseños exclusivos de la firma de moda de la familia, 25 by Alicia Rodrigo.

Arancha y Mario

Fotografía: Malvaluna

– El momento más emotivo:

Como no podía ser de otra manera, la boda de Arancha y Mario estuvo cargada de momentos emotivos. “Si tuviera que quedarme con tres, elegiría primero toda la ceremonia donde participaron nuestros familiares y amigos más cercanos e hicieron a todos los invitados reír y llorar a la vez. El segundo, la entrega del ramo a mi hermana pequeña con la que estoy muy unida. Y, por último, el baile nupcial donde elegimos una canción preciosa “Nothing gonna hurts you baby”. Ah, también, el posterior vals con mi padrino, mi padre al que adoro y admiro.”, nos cuenta la novia.

Arancha y Mario

Fotografía: Malvaluna

– Fotógrafo y videógrafo

De inmortalizar los mejores momentos y dejarles un maravilloso recuerdo fotográfico y videográfico que les acompañará a lo largo de sus vidas se encargó Malvaluna.

Arancha y Mario

Fotografía: Malvaluna

Arancha y Mario

Fotografía: Malvaluna

– Wedding planner

La responsabilidad de organizar esta preciosa boda recayó en Mercedes, wedding planner del catering de este enlace, Goizeko. “Ella fue la encargada de materializar todas nuestras ideas de decoración y organización, haciendo de nuestra boda aquello que siempre habíamos soñado y sin perder detalle. Es un amor”, comentan Arancha y Mario.

Arancha y Mario

Fotografía: Malvaluna

Llamó la atención de manera especial la decoración floral de la finca, basada en el olivo, hortensias y eucalipto.

Arancha y Mario

Fotografía: Malvaluna

– Luna de miel

Y tras este maravilloso día, llegó la que para Arancha y Mario fue una de las mejores partes de la boda: su luna de miel, un viaje multidestino que comenzaron en Japón y continuaron en Maldivas.

Arancha y Mario

Fotografía: Malvaluna

En definitiva, una boda la de Arancha y Mario donde lo mejor fue poder celebrar su gran amor junto a sus seres queridos. ¡Os deseamos que podáis seguir celebrándolo siempre!

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestra newsletter
 Acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X
No te pierdas
NADA

Suscríbete a nuestra newsletter

 Acepto la política de privacidad